PLAGAS DE LA HUERTA.

PULGONES.

Como descubrir a los pulgones:

-Los podemos descubrir porque vemos al propio insecto (miden unos 3 mm) y suelen aparecer en los brotes nuevos.
-Por las hojas enrolladas, pegajosas y con los brotes afectados. Les encantan los brotes tiernos.
-Por manchas de color amarillo o verde clarito en los puntos de picadura.
-Aparece un hongo de color negro denominado Fumagina, también aparecen las hormigas, que se encargan de recoger las gotas de melaza que excretan los pulgones y se encuentran cerca de ellos para limpiarlos y protegerlos.



REMEDIOS CASEROS Y NATURALES 

Con ortigas:

Ponte unos  guantes para no padecer los efectos de las ortigas y recolecta unas cuantas. Colócalas en un recipiente con agua y déjalas macerar durante un día o dos. Pon el líquido resultante dentro de un pulverizador y rocía las plantas con él. Los pulgones huyen de ese olor.

Con Tabaco:

Al igual que para los humanos el tabaco también resulta perjudicial para estos insectos. Saca el tabaco de unos cuantos cigarrillos y, al igual que con las ortigas, echalo en agua y déjalo reposar durante 24 horas. Luego pasa el líquido resultante por un colador y ya lo puedes meter en un vaporizador. Pulveriza las hojas en cuanto veas pulgones en tu huerta y luego puedes prevenir cada 15 días.

Con jabón:

Directamente en el vaporizador mezcla un litro de agua aproximadamente y una cucharadita de jabón del que se usa para la vajilla o similar. Listo para pulverizar.

Con ajo:

Al parecer a los pulgones no les gusta el olor a ajo, así que puedes enterrar un diente de ajo en la maceta que tengas afectada o al lado de la planta en cuestión.

Con aceite mineral:

Aplicar de manera abundante aceite mineral sobre la planta afectada, este, destruye a los pulgones al no dejar que respiren. Este sistema es más ecológico que otros anteriores, sin embargo, no es conveniente aplicarlo en plantas poco saludables o en plantas que se encuentren estresadas por el excesivo calor, ya que podrían verse perjudicadas.

Con hojas de tomate:


Las plantas de tomate, como miembros de la familia de las solanáceas, contienen unos compuestos tóxicos llamados alcaloides en sus hojas. Cuando las hojas de las plantas de tomate son picadas, liberan sus alcaloides. Cuando los alcaloides se  diluyen con agua, obtenemos un spray fácil de usar y que es tóxico para los áfidos, pero seguro para las plantas y los seres humanos que se encuentran a su alrededor.
Lo que necesitarás:
- Una o dos tazas de hojas de tomate
- Dos tazas de agua
- Un colador o gasa
- Botella de spray
Para hacer el spray de hojas de tomate, simplemente añadir dos tazas de hojas de tomate picadas en dos tazas de agua. Dejar reposar durante la noche. Para hacer el spray, colar las hojas del líquido usando un colador fino o una gasa. Agregar uno o dos vasos de agua al líquido y echarlo en una botella de spray.

Para usar el spray de hojas de tomate en su batalla contra los pulgones, rociar los troncos y el follaje de la planta infectada con el spray, prestando especial atención a la parte inferior de las hojas, ya que es donde los pulgones más comúnmente se congregan.
Ten cuidado con este spray, hay algunas personas que pueden ser alérgicas a las familias de las solanáceas.

Con aceite de nim:

Este es un sistema muy efectivo y ecológico. Este aceite obtenido a partir de unas bayas del árbol "Melia o Cinamomo" contiene unos tóxicos que actúan por ingestión pero que no afectan a los mamíferos.

Con mariquitas:

Las mariquitas son el remedio más natural y puede ser efectivo, pero es muy difícil disponer de todo un escuadrón de estos insectos a nuestras ordenes cuando vayamos a necesitarlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario