LEYES NATURALES.









Las Leyes, las hay que rigen la vida cotidiana del hombre,que rigen el comportamiento de los cuerpos, de los materiales.
A estas ultimas llego el hombre a través del conocimiento científico,pero también las hay de un orden superior,llamadas trascendentales, espirituales, algunas Planetarias y más  amplias que rigen el Cosmos.

Las de la vida cotidiana dependen de la voluntad humana,de adherir a ellas,o abstenerse en un sentido son leyes exteriores a su Ser;creadas por el hombre para garantizar su convivencia o favorecer su sometimiento.
Mientras que las leyes científicas cuando son acertadas o ciertas garantizan el correcto uso de la materia para diversos fines,por parte del hombre,y es ineludible su conocimiento,sucede otro tanto con las Leyes Espirituales que rige este Sistema Planetario ,y son necesarias para la Evolución Espiritual para Trascender su estadio humano.

La  Naturaleza de las Leyes Superiores, es que son parte esencial del Ser,desconocerlas es permanecer en la ignorancia,pero esto no afecta la regencia de las mismas,por ser parte directriz de la Vida misma,así podemos decir que la Ley Es.

Este pequeño preámbulo, nos permite ubicarnos ante ellas (las leyes)de una manera acertada y sin prejuicios, y las limitaciones propias de la cotidianeidad material.

Para comprender la importancia de las Leyes Cósmicas y de nuestro Sistema Solar debemos partir del conocimiento de la naturaleza séptuple del hombre, o sea cuerpo físico,etérico, astral,mental,causal,búdico y átmico.

Sabiendo que los cuerpos superiores,son los que predeterminan,prefiguran y definen a los inferiores o más densos.

Los Planetas cuentan con la misma constitución.

El destino del Planeta Tierra (el físico que hollamos todos los días) esta salvaguardado por el Sistema Solar, no solo por este Sol que nos alumbra y sostiene nuestra vida,sino por un Sistema Mayor de Tres Soles (incluido este) y por los cuerpos mas sutiles de todos los Planetas que los componen.

Para aproximarnos a la comprensión de como funciona, deberíamos considerar al Sistema Solar como un Cuerpo gigante y sus Planetas como órganos de ese cuerpo,así reflejaría mejor su interrelación y resolveria la aficción de la mente a separar y encapsular  las realidades volviéndolas inertes e incomprensibles.

Así nuestro destino Cósmico como especie y el de nuestro Planeta están encadenados, nunca mejor dicho,lo que actualmente presenciamos la salvaje destrucción del Planeta significa la autodestrucción y desaparición de esta civilización depredadora.


Actualmente la Ley de Necesidad,va regir la Transición del Planeta y lo que quede de esta humanidad.

Todo lo necesario para la Evolución humana sera provisto,lo superfluo sera eliminado por las fuerzas Cósmicas del Sistema Solar.

Esta civilización depredadora, No Será.

AMARU.

No hay comentarios:

Publicar un comentario