Los Mensajes del Agua.


Las fotografías y comentarios de este artículo representan el brillante trabajo del científico japonés Masaru Emoto. El Dr. Emoto investiga el agua y sus propiedades sanadoras desde hace más de 20 años. Demostró cómo el efecto de determinados sonidos, música, palabras, pensamientos y sentimientos alteran la estructura molecular del agua, evidenciando que, al ser nuestro cuerpo un 70% agua, lo que afecta a ella nos afecta irremediablemente a nosotros y en consecuencia a nuestra 




La técnica consiste en exponer al agua a esos agentes, congelarla y después fotografiar los cristales que se forman con la congelación.
Si usted todavía duda que sus pensamientos estén de hecho impactando y modelando el mundo que le rodea, la vista de las fotografías de Emoto eliminará cualquier duda al respecto.

Todo está conectado, nada ocurre porque si. En niveles pequeños de existencia todo es regido por leyes físicas básicas, pero más profundo aun, donde se encuentra la física cuántica, todo pareciera ocurrir aleatoriamente, siguiendo patrones de comportamiento no lineales, haciendo la personalidad y el libre albedrío una realidad poco comprendida por la ciencia.

De todas formas, algo que sí sabemos es que somos casi completamente agua, por lo que las mismas leyes son aplicables en nosotros. Así como el agua siente vibraciones y pensamientos o sentimientos de distintas frecuencias y las manifiesta en su propia estructura al congelarse, como descubrió el Dr. Masaru Emoto, nosotros podemos percibir todo lo que nos rodea, en otras palabras, nos afecta lo que un otro pueda estar pensando cerca aun cuando no lo manifieste en palabras o gestos...



En la imagen se ve a la izquierda un cristal de agua cargada de la palabra "gracias", y a la derecha un cristal de agua cargado con la frase "te voy a matar". Ambas fueron aguas guardadas en distintos contenedores en los cuales se les escribieron en etiquetas los distintos mensajes que demostraban un cambio en los cristales al congelarse estas aguas.

Como ya sabemos el planeta tierra, que debería llamarse planeta agua, está  también conformado mayoritariamente por océanos. Todos, respondemos entonces, a distintas frecuencias vibracionales. Podemos hacer un buen uso de esta condición conociendo este hecho, sin necesariamente conocer los detalles del cómo sucede, pero usando el para qué, de este bello descubrimiento.





Molécula de agua en el Nacimiento de un río.

Con esto queda mucho más claro, que todos los buenos deseos de una persona que por ejemplo, hace terapias alternativas relacionadas a la sanación del cuerpo o de la mente, tienen una verdad científica demostrada:

La vibración que el sanador entrega mediante su bendición o su forma de canalizar la armonía que necesita el usuario, es captada por el agua y los líquidos del cuerpo vivo, resultando muy beneficioso y vigorizador para él.


Es sumamente importante para la salud mantener un equilibrio y una armonía entre pensamientos y sentimientos; es lo que nos decían filósofos y antiguos médicos, y que ahora, la ciencia comienza a demostrar con pruebas para semejante verdad, cambiando la percepción sobre el bienestar. Por lo tanto es cierto que puedes mejorar tu estado anímico como así también la inmunidad del cuerpo solo con tener pensamientos positivos y dejar manifestar las emociones que quieran salir del interior.




Agua expuesta a  música: 











Agua expuesta a fotos de animales:







Agua del lago Fujiwara (Japón):
Antes

 

Después de la Meditación de un monje




"El pensamiento humano, las palabras, la música, las etiquetas en los envases, influyen sobre el agua y ésta cambia a mejor absolutamente. Si el agua lo hace, nosotros que somos 70-80% agua deberíamos comportarnos igual. Debería aplicar mi teoría a su vida para mejorarla”.
- Masaru Emoto


Hemos visto anteriormente la prueba de que el agua, lejos de estar inanimada, está realmente viva y responde a nuestros pensamientos y emociones.

Quizá, habiendo visto esto, podamos comenzar a entender realmente el imponente poder que poseemos al elegir nuestros pensamientos, nuestras emociones e intenciones, para sanarnos a nosotros mismos, así como a las demás personas y a nuestro medio ambiente.


1 comentario:

  1. Interesante..increible...tenia curiosidad de saber y entre al Blog...me gusto...!

    ResponderEliminar