CÓMO ACEPTAR A UNA PERSONA TAL Y CÓMO ES?

cómo aceptar a una persona tal y como es


En la teoría, nos resulta muy fácil aceptar a una persona tal y como es, sin embargo, en la práctica descubrimos las dificultades del amor y del cariño mal entendido. Y es que, con frecuencia tropezamos en el mismo punto: nos empeñamos en cambiar a los demás y nos frustramos porque otra persona no actúe como a nosotros nos gustaría. Olvidamos que cada ser humano es único e irrepetible, algo que es una gran riqueza.


 ¿Cómo aceptar de verdad a una persona tal y como es? Te damos las claves:

1. En primer lugar, para construir relaciones personales sanas conviene partir de la premisa de que nadie es perfecto. Por tanto, aquellas personas que tienen unos cánones de perfección extremas no parten de la realidad en el conocimiento personal. Al buscar un imposible, tampoco lo encuentran.

2. Cambia el chip: piensa que es muy divertido conocer gente diferente porque así también puedes aprender de los demás. ¿Imaginas lo aburrido que sería tener un grupo de amigos en el que todos piensan del mismo modo?

3. Conocer a una persona tal y como es implica dedicar tiempo a esa relación, practicar la escucha activa, mirar a los ojos del otro desde el respeto que nace del cariño.

4. ¿Cómo te sientes tú cuando una persona te juzga o pretende cambiarte? Entonces, aprende de esas situaciones para no actuar tú del mismo modo con otros. O al menos, para rectificar a tiempo cuando te des cuenta de que estás actuando en contra del principio de amor a la diversidad.

5. Más allá de las diferencias, busca puntos en común con la otra persona. Por ejemplo, compartir una afición con un amigo une mucho.

6. Las personas no son objetos, por tanto, evita establecer comparaciones entre ellas. Valora lo que cada una aporta a tu vida porque puede que algún día lo eches de menos.

7. La aceptación hacia los demás comienza por aceptarte a ti mismo tal y como eres, con tus virtudes y defectos: ¿Has logrado ese paso? Cuando critiques algo en el otro piensa primero en qué es lo que puedes cambiar de ti mismo para ser más feliz. Tú no tienes el poder de transformar la vida de otra persona pero sí tienes el poder de cambiar la propia.

8. Practica el pensamiento positivo por una cuestión de inteligencia emocional porque cuando lo haces todo fluye mucho mejor.

Tu mundo no cambia hasta que tú no cambias. Por tanto, modifica tu percepción de la realidad para ajustar la graduación de tus gafas de la felicidad a aquello que de verdad te hace sentir bien.

Valora a cada persona como un regalo que ha llegado a tu vida.




 3Contigo Coaching



Gracias por leer, comentar y compartir las notas.

Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha.







No hay comentarios:

Publicar un comentario