El simbolismo de la luna según las diferentes culturas y su influencia en los signos.



                                                                                                           pixartimes.


Cada cultura de nuestro vasto mundo ha visto en ella cosas distintas a lo largo del tiempo. He aquí esas diferentes “lunas”:

Islámica: representa la medida del tiempo. La media luna simboliza la divinidad y la soberanía. Como símbolo del Islam, aparece en los estandartes de las naciones árabes.

Africana: simboliza el tiempo y la muerte. Algunas tribus la asocian con los árboles y, para otras, es una deidad masculina.

Amerindia: Es “la anciana que nunca muere” o “la doncella del agua”. En Sudamérica, se la asocia a la palmera y al maíz y, en Norteamérica, con los árboles. La luna llena representala Luz del Gran Espíritu y, para algunas tribus, es también un poder maligno.

Budista: paz, serenidad, belleza. La luna llena y la nueva indican tiempos de fortaleza del poder espiritual. También, es símbolo de la unidad y del ego individual. Además, la luna y las aguas juntas representan la naturaleza no obstructiva.

China: es la esencia del principio femenino de la naturaleza, lo pasivo y transitorio, pero, también, de la inmortalidad.

Cristiana: la luna es la morada del arcángel Gabriel, a la vez que signigica seguridad y pureza.

Egipcia: “la hacedora de la eternidad y la creadora de la duración eterna”. La media luna esla Reina del Cielo.

Hindú: la media luna representa al recién nacido impaciente por crecer.

Maorí: la luna es el dios padre.

Sumerio-semita: El dios masculino de la sabiduría y el medidor del tiempo.

Taoísta: la luna es la verdad absoluta y el ser sobrenatural.


La luna: Astrología de los sentimientos


Para comenzar a hablar de la Luna, debemos destacar que es el único satélite natural de la Tierra y que, por su cercanía, refleja la luz del Sol, lo que es muy significativo a la hora de interpretar su simbología.
La Luna no muestra la voluntad que tienen las personas, ni nuestro brillo personal, no indica lo que debemos hacer, o expresar dentro del mundo de las acciones conscientes, como el Sol, tampoco busca nuestra libertad ni nos indica el camino hacia nuestra felicidad. Ella nos señala otro recorrido, el más interior y complejo, el que está condicionado desde que nacemos, el que nos lleva hacia las profundidades más hondas de nuestra alma. Su mundo es el mundo del inconsciente y es ella la que refleja nuestros deseos, emociones, temores, anhelos, aquellos más elaborados o los más instintivos.  La Luna es, en definitiva, lo que sentimos y lo que necesitamos, y será siempre el lugar donde acudimos a protegernos.

SU IMAGEN
Es la más linda y solitaria, se encuentra como pendiente de un hilo imaginario, en la profunda y negra inmensidad de la noche. Sola, poderosa y mágica, no sólo cuenta con ser la musa de muchos poetas o amantes, con el poder de modificar las mareas o de influir en la siembra y la cosecha, sino que es la que además nos cuenta cómo sentimos en la vida y qué es lo que necesitamos para crecer sanos emocionalmente.

SU SIGNIFICADO
La Luna es la que nos muestra nuestra base emocional en la Astrología, la que nos indica de qué estamos hechos, la manera que hemos sido tratados desde pequeños, la maternidad y cómo es nuestra madre, la infancia que hemos soñado, la que hemos sufrido o, simplemente, vivido. También, nuestra alimentación y nutrición, las ganas de cuidar de otras personas, la sensibilidad de lo femenino de cada hombre y mujer, así como lo que tenemos escondido y reprimido.
De acuerdo con las experiencias que hayamos vivido en la infancia, lo que hayamos recibido, cómo hayan sido cubiertas nuestras demandas afectivas, habremos elaborado una buena base emocional o, por el contrario, una inestable y difícil.
Un mundo afectivo maduro y firme, con relaciones futuras de amor y cuidado, que nos permita expresarnos y querer a los demás; o bien, uno donde quedarse encerrados en un pasado lleno de fantasmas y cuentas pendientes, con demandas insatisfechas, más solitarios que nunca y con miedo a relacionarnos con otros. Así intentamos evitar lo inevitable: el hecho de que nos vuelvan a lastimar. Como se ve, pocas cosas son más significativas para la Astrología que la Luna, en lo que se refiere al mundo del inconsciente, las emociones, el alma y los sueños.
Es importante descubrir a través de datos astrológicos precisos, dónde tenemos nuestra Luna y así sabremos cómo somos a la hora de sentir.

UNA LUNA PARA CADA SIGNO



magiamaria.




LUNA EN ARIES
Una persona con esta temible Luna puede experimentar muchas sensaciones extremas, tremendas, intensas y catastróficas, a la vez que, en poco tiempo, sentir calma y desinterés. Muy explosivos y con impulsos a flor de piel,  se muestran apasionados y agresivos. La manera de sentir de estos lunáticos guerreros y conquistadores es peligrosa. Todo se exterioriza, aunque, sin embargo, son tremendamente miedosos. Poseen todavía la honestidad que tenían en la niñez, así como, la inocencia y la falta de previsibilidad. Es importante que aprendan a conservar la calma en momentos de caos y a no mostrarse fríos y desinteresados.

LUNA EN TAURO
Una persona que sabe lo que quiere. Cuando siente algo por alguien es claro y apacible. Siempre que elija a alguien para su vida, lo hará con el corazón y el convencimiento de que será para siempre. Muy tranquilos, algo posesivos y conservadores, tienen mucho tiempo para conseguir lo que se propongan; lo que tenga verdadera importancia para ellos lo harán saber y emprenderán toda su fuerza, tenacidad y voluntad para obtenerlo. Son además, personas de gran sensualidad e instinto hogareño, buscarán disfrutar y contemplar, amantes de la belleza y las relaciones armónicas. Una bella Luna, tanto para hombres como para mujeres.

LUNA EN GÉMINIS
Una persona con esta Luna, le pondrá palabras a su sentimientos, tendrá mucho que decir y que expresar en diferentes niveles de la comunicación. Tremendamente inquietos, intelectuales, inestables y dubitativos, no quieren compromisos, ni pesadas promesas de amor, ni que dependan demasiado de ellos. Por eso, muchas veces, se muestran un poco fríos o distantes, muy racionales o demasiado selectivos a la hora de entregarse al amor. Por otro lado, son muy divertidos y sinceros, parecen tener muchas personalidades y se entretienen con sus mil caras. Esta Luna dirá todo lo que habita en su corazón. Nada esconde.

LUNA EN CÁNCER
Muy afectivo, quiere todo, necesita del otro y sabe pedir lo que necesita. Es el mejor lugar para la Luna, el de su domicilio por excelencia. Esto indica que usted sabe amar profundamente, entregarse al otro y que no tiene dificultades para reconocer lo que más le gusta. Es una muy linda Luna, las mujeres son muy cálidas, amorosas y sensibles, mientras que los hombres tienen una sensibilidad especial y ganas de cuidar de otras personas. Pero, también, hay dificultades con esta Luna: es demasiado casera y, al estar en el signo de la mamá ideal, los hombres de Cáncer serán demasiado ligados a la imagen de esa madre tan querida. Será alguien demasiado presente para ellos, por lo que suelen quedarse” pegados” hasta grandes a ella, un aspecto que suele molestar bastante a las mujeres que se enamoren de ellos.

LUNA EN LEO
Las personas con esta Luna son muy protagonistas en el amor, dan mucho de sí mismos, se entregan con alma y vida a la persona elegida, pero esperan recibir lo mismo. Muy egocéntrica y llamativa, ésta es una Luna complicada. A las personas con esta fuerte Luna les encanta llamar la atención, buscar el reconocimiento, y ejercer el poder seductor y de control sobre el otro, además de ser muy orgullosas. Por otro lado, son muy afectivas, potentes y vitales. Si consiguen el equilibrio entre destacar ellos y congeniar con los deseos de su ser amado, podrán disfrutar plenamente de la vida e intentarán conseguir la felicidad.

LUNA EN VIRGO
Son personas muy detallistas, cuidadosas y con un alto sentido de la perfección. Buscan el orden y la tranquilidad de una vida cómoda, tranquila, práctica y sin complicaciones; pero, sin embargo, no son fáciles de conformar. La sensación que los abruma es la de no poder contentarse fácilmente con nada. Aunque en general se muestran estables y apacibles, son muy inquietos y buscarán siempre el camino que los lleve hacia la satisfacción de sus necesidades lunares.

LUNA EN LIBRA
Las personas que tienen la Luna en Libra son muy sociables, les encanta la gente y compartir su vida en pareja. Siempre buscan armonizar y disfrutar, tienden a ser muy creativas y artísticas, eligen tener relaciones consensuadas, agradables y poco conflictivas. En el fondo de su alma, están demasiado pendientes de la mirada que tienen los otros sobre sus asuntos y les interesa quedar siempre bien parados y ser queridos socialmente. Son muy buenos amantes, sensuales y divertidos, sin embargo, pueden ser demasiado hedonistas y poco selectivos, o no mostrarse interesados ni intensos, a la hora de comprometerse con alguien.

LUNA EN ESCORPIO
Se dice de esta Luna que es temeraria, la más complicada y peligrosa, no por nada, sino porque las personas con esta Luna, tienen una intensidad especial. Muy extremistas a la hora de sentir, no contemplan los medios ni los grises, viven mucho el dolor y el sufrimiento así como también una alegría inmensa. Muy posesivos, celosos y controladores, tendrán que aprender a desprenderse de las personas que más quieren para no ahogarlas con su amor. Sin embargo, no es tan malo sentir mucho… también son los que más disfrutan.

LUNA EN SAGITARIO
Las personas con esta Luna soñadora e inquieta son idealistas natos, quieren conquistar nuevos rumbos, inconformistas y muy dinámicos buscan siempre algo nuevo. Así son cuando quieren a alguien, sienten muy intensamente. Les encanta la sensación de libertad y la falta de límites. Muy apasionados y rebeldes, son justos y solidarios, y vivirán experiencias fuertes e intensas en viajes al exterior, o bien, cursarán alguna carrera universitaria con vocación total apasionada.

LUNA EN CAPRICORNIO
Se dice que es una Luna difícil, porque son personas que sufrieron algún tipo de falta de amor o poca contención afectiva de parte de sus seres queridos, y eso los hace ser cerrados, muy reservados, exigentes o demasiado solitarios. Sin embargo, son personas de sentimientos  muy estables, firmes en sus valores y que, cuando quieren, lo hacen para siempre. Nunca se olviden de que hablamos de sentimientos puros, y ésta es un Luna con la que se puede contar toda la vida.

LUNA EN ACUARIO
Las personas con esta Luna tienen una percepción de lo afectivo un poco especial. Muchas veces han vivido y vivirán la intermitencia del amor, de sus más profundos afectos. Como si lo que realmente quisieran pudiera desaparecer de repente. No son muy estables, quieren relaciones libres y se sienten cómodos en situaciones de poca dependencia afectiva. Aman las cosas y personas originales, fuera de lo común, sin ataduras ni prejuicios y tienen gran capacidad para querer a mucha gente y vivir en grupo.

LUNA EN PISCIS
Todo aquel que tenga esta Luna será alguien hipersensible. Necesitan cariño constante, aprobación con las palabras y la mirada, amor incondicional y que se lo demuestren todo el tiempo. Mucha intuición, dones artísticos, además de la fina capacidad de ponerse en el lugar del otro. Excelentes a la hora de hacer música, o teatro, o ayudar a quienes más lo necesitan. Una hermosa Luna, tanto para hohombres como para mujeres.




Gracias por leer, comentar y compartir las notas.

Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario