EL VERDADERO ORIGEN DE LA ENFERMEDAD.









Del exterior al interior.


Hace milenios que todas las religiones, textos sagrados, culturas esotéricas, tradiciones chamánicas, etc. intentan transmitirnos la necesidad de “despertarnos de nuestro sueño”. 

Con mayor o menor acierto en sus técnicas, la mayoría han intentado desviar el foco de nuestra atención a través de un viaje desde nuestro exterior (percepción del mundo) a nuestro interior (Auto-conocimiento). 

Esta ancestral dicotomía es en realidad una falsa dualidad fabricada por el hombre (como veremos en la teoría del espejo), pero ha servido para separar, por ejemplo, ciencia y religión. 

Con la aparición en el escenario de la física cuántica estas dos polaridades empiezan a relacionarse dentro de la premisa de que “el observador afecta a lo observado por el simple hecho de observar” convirtiendo al observador (nosotros) en creadores de realidad.

Profundizaré más en este punto ya que ha dado lugar a hermosas pero falsas (o incompletas) teorías espirituales sobre la potencialidad humana que es necesario aclarar.


Enfermedad externa vs. Enfermedad interna.

La medicina llamada tradicional (o académica) se centra en su mayor parte en dos puntos:

a) Eliminar o suavizar los síntomas de una enfermedad.

b) Localizar y neutralizar el origen, externo a nuestra conciencia o nuestro ser, de dicha enfermedad.


Útil y necesaria, la medicina actual cuyos estudios derivan del método científico (visión externa) no deja de ser algo limitado por la división antes mencionada. Esta se ocupa de los “organismos invasores”, los “objetos traumáticos” y todas las formas de restitución física de nuestra salud… Eso es admirable, y los logros conseguidos en el último siglo por la ciencia médica son realmente sorprendentes (desde los antibióticos a la cirugía no invasiva pasando por una multitud de transplantes) pero ignora algo:


El objetivo que tiene tanto la naturaleza como nuestro organismo para incurrir en la enfermedad: Lo que la BioNeuroEmoción llama “El Sentido Biológico” o como veremos en otros artículos, el “para qué” de la reacción del organismo.
Entrar en los “Sentidos biológicos” personales de cada enfermedad u órgano es una de las funciones que nos desvela lo estudios de la BioNeuroEmoción, pero si queremos encontrar un “Sentido Biológico” general podríamos decir que:


La existencia de una dolencia, trauma o enfermedad es un aviso de que existe una incoherencia entre los tres estados de nuestro ser:


Mental (lo que pensamos)

Emocional (lo que sentimos)

Físico (lo que hacemos)

Por lo tanto el punto más importante en nuestro viaje al interior para lograr la salud es lograr lo que llamamos coherencia emocional “Pensar, sentir y hacer, en la misma dirección”.



La coherencia emocional.

Si pienso blanco, siento blanco y hago blanco, estoy en coherencia emocional y por tanto tengo salud y evito los accidentes. Cuando los tres estados no están alineados, es cuando empiezo a atraer las posibilidades de enfermedad o accidente.


Definición de enfermedad.

Visto los puntos hasta ahora podemos llegar a la siguiente definición de enfermedad (que sería válida para cualquier tipo de dolencia física, emocional o mental):


La enfermedad es siempre una reacción del organismo a una situación vivida como conflictiva en la que no se ha logrado una coherencia en nuestros niveles de forma consciente.

Joan Marc Vilanova i Pujol


Gracias por leer, comentar y compartir las notas.

Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha.

2 comentarios:

  1. Quisiera un ejemplo de qué es:"pienso blanco,siento blanco y hago blanco" ¿como ser?,gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es la coherencia que debemos tener entre lo que pensamos, decimos y hacemos, cuando no son similares, viene el desequilibrio.

      Eliminar