Orden y Limpieza en el Feng Shui.

Las casas necesitan un mantenimiento. Con el tiempo y uso las cosas se desgastan, se rompen, se corroen...
Nuestra vivienda es como nosotros, necesita de cuidado y alimentación.
El cuidado se basa en mantener todo funcionando. En el Feng Shui es bueno mantener la buena marcha de todos los elementos que nos rodean y lo que no funciona, deshacernos de ello.

Consejos útiles para mejorar la buena marcha de la energía:


Las puertas representan a la "boca" de la casa:





Que las puertas, que no chillen y tampoco emitan ruido no agradable.
Las manivelas de las puertas tienen que ir suaves sin chillidos, sin tropezarse...
Vamos a limpiar las puertas con frecuencia sobre todo si la superficie es de cristal, se tienen que mantener limpias. Las palabras que emitimos, tienen mucha repercusión directa sobre nuestra vida.

Las ventanas representan a los "ojos" de la casa:








La mayor parte de luz entra por las ventanas, las ventanas son su intermediario, dejan pasar lo que nosotros
les permitimos.
La superficie de cristal debería de estar limpia y las ventanas tendrían que funcionar tanto al abrir como al cerrar. Nuestra visión debería de ser clara y transparente.
Las ventanas necesitan regulación de energía y es a través de las cortinas, en algunas ubicaremos cortinas más gruesas (mayor intimidad o protección-espacios yin) y en otras más transparentes (para mayor luminosidad-espacios yang)


Los grifos y los fuegos:




Asegúrate de utilizar de vez en cuando todos los fuegos de la hornilla, el horno. Representan la riqueza y alimentación de tu casa, es bueno que funcionen todos aún que habitualmente usemos sólo algunos.
Es muy importante que no goteen los grifos, no es deseable tener fugas en esta principal fuente de la vida. El agua también representa la prosperidad.






Cosas rotas:

Si se te ha roto algún jarrón, o cualquier otro complemento, procura no componerlo con pegamento, haciendo de él un puzzle por conservar algo que ya ha dejado de servir. A veces es mejor. Las cosas cuando piden cambio, se rompen. Poco a poco, ve revisando todo lo que no funciona en tu hogar y arréglalo o sustitúyelo por uno nuevo.

En la vida personal, si alguna de nuestras actitudes no nos haya servido parar nuestro bienestar y queremos un cambio en nuestra vida, para eso la tenemos que sustituir por una nueva actitud, oportunidad, suerte, adorno, alfombra...


Mantén limpio tu espacio, no lo dejes acumular con cosas viejas, inútiles o rotas.
Igual que haces contigo, haz con tu hogar.

fuente : Centro Indigo



Gracias por leer, comentar y compartir las notas.

Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario