LAS TRES LENGUAS ¿QUÉ TIPO DE MENSAJERO ERES?

Hay tres lenguas en el mundo de los seres humanos: el 
lenguaje del chismorreo, el lenguaje del guerrero y el 
lenguaje de la verdad.

las-tres-lenguas

El lenguaje del chismorreo, cuando hablamos esta lengua, 
nuestro mensaje está distorsionado.

El lenguaje del chismorreo es el lenguaje de la víctima; es 
el lenguaje de la injusticia y del castigo. Es el lenguaje del 
infierno, porque todo ese chismorreo está totalmente hecho 
de mentiras. Pero los seres humanos siempre chismorrearán 
porque estamos programados para chismorrear hasta que 
en nuestro interior cambia algo que también está en el 
programa.



las-tres-lenguas-guerrero

El segundo lenguaje es el del guerrero. Cuando hablamos 
esta lengua, a veces decimos la verdad y otras veces decimos 
mentiras, depende de nuestra conciencia.

El tercer lenguaje es el lenguaje de la verdad y cuando 
hablamos esta lengua, apenas hablamos.

¿Qué tipo de mensajero eres?

¿Transmites la verdad o 
transmites mentiras?

¿Percibes la verdad o sólo percibes 
las mentiras?

Todo está entre la verdad y las mentiras.

las-tres-lenguas-verdad
Siempre estás entregando un mensaje a todas las personas 
que te rodean, pero principalmente, siempre que te rodean, 
pero principalmente, siempre te estás entregando un 
mensaje a tí mismo.

¿Cuál es el mensaje?

Ese mensaje es el más importante porque es un mensaje que afecta a tu vida entera.

¿Qué tipo de mensaje escoges entregar?


http://elblogdelola.com/las-tres-lenguas-que-tipo-de-lengua-hablas/




Gracias por leer, comentar y compartir las notas.

Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha.

2 comentarios:

  1. Pero si lo analizamos la verdad es algo meramente relativo al igual que la realidad. Mi humilde opinion. Gracias por compartir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si, tanto la verdad como la realidad, es un estado de conciencia.

      Eliminar