Como ayudar a tu pareja si sufre depresión

                                                                                                           develandolasalud.

La depresión es una enfermedad cuya principal característica es el cambio de ánimo, esta puede llegar a afectar las condiciones físicas y mentales de quien la padece, convivir con una persona con depresión se hace muy difícil si no se tiene ciertas condiciones para contribuir a su mejoría.

La convivencia con una persona que padece depresión puede resultar difícil si el entorno no posee ciertas pautas sobre cómo comportarse o contribuir en su mejoría.

Es normal que que en momentos te sientas molesto, o frustrado por querer ayudar a la persona, ya que el verla triste, con un comportamiento de derrota, de apatía, falta de racionalidad y visión catastrófica del mundo te incomoda.
Lo primero es aceptar esa ambivalencia que probablemente sientes por esta situación.

Es importante saber que en estas etapas de depresión es difícil que la persona afectada se deje ayudar ya que su disposición al cambio o a querer ayudarse es nula y es parte de la enfermedad.


Por tanto, el primer cambio que debes hacer está en ti, en tu perspectiva. Puedes hacer un profundo ejercicio de reflexión hasta llegar a comprender, de forma empática, que tu pareja está pasando por una enfermedad: no se comporta así porque quiere, ni está exagerando, ni desea llamar la atención.

Después de aceptar la situación del afectado y de ponerte en su zapatos y comprenderlo, no hay que quedarse con los brazos cruzados,  no hay una técnica o clave para luchar contra esta enfermedad silenciosa y potente, lo que si se sabe es que la mayor ayuda es el apoyo social, la familia, los amigos, la pareja …el amor de todos ellos a su familiar afectado, muestras de afecto y de comprensión, y sobre todo escucharlo, entenderlo y desde allí ir trabajando…

La pareja es el apoyo fundamental para que el enfermo pueda salir de ese estado depresivo, porque el mismo no podrá hacerlo.

Unos tips muy importantes para contrarrestar este mal son los siguientes:

*No le culpabilices de su estado ni le exijas que mejore  rápido.



*Cuanto quieras animarle no le des argumentos lógicos sino más bien emocionales, propónle una salida a un parque o a un lugar despejado, o a ver una película en casa o hacer una actividad juntos, argumentando que quieres compartir con él o ella, que te gusta su compañía, que te sientes muy bien a su lado, que estar con él o ella es entretenido …..lo  que lo/a hagan sentir bien.

*Cuando el/ella  desee contarte como se siente, escúchalo/a y dale manifestaciones de cariño verbal y físico.

Un abrazo, una caricia, un beso o una sonrisa en el momento oportuno son terapéuticos para la persona deprimida.

*Si tu pareja empieza con quejas y comentarios que no ayudan o son muy catastróficos escúchalo y en algún momento dile de la mejor manera con cariño y fortaleza,  que cambien de tema .

No es positivo para ninguno de los dos caer en un bucle de quejas repetitivas.

*Evita  por todos los medios enfados gritos, peleas, porque esto altera su estado y puede producirle shock emocional o  que caiga en una depresión más fuerte y haga cosas que atenten contra su salud. Por eso hay que conservar la calma y tener mucho auto control y mostrar siempre confianza y positivismo .

*Cuando no estés de ánimo o de mal humor, solo sal.. despéjate solo o con él o ella.


 Muestra confianza en su recuperación, ayúdale a cumplir el tratamiento que esté siguiendo. O bien, si aún no lo has hecho, consulta tú mismo con un profesional.


Gracias por leer, comentar y compartir las notas.


Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario