GALERÍA DE LOS ANTIGUOS ASTRONAUTAS.

Una imagen vale más de mil palabras. Para los astroarqueólogos, entre los que me incluyo como tal, evidencias como las que mostraré a continuación, nos recuerdan que nuestros ancestros vieron individuos poderosos que hoy parecen… ¿astronautas?

VALLE DE CAMÓNICA:

http://www.cieliparalleli.com/immagini_home13/incisione1.gif

ITALIA. El arqueólogo Emmanuel Anati descubrió esta y otras pinturas rupestres, que atribuyó a alguna cultura paleolítica muy superior a las del resto de su entorno. Mostraban seres con “cascos” que irradian “rayos“, y que recuerdan, ciertamente, trajes espaciales. Algunas de las figuras representadas en el valle de Camonica sostienen triángulos demasiado perfectos para ser identificados con arcos y flechas.

TASSILI’N'AJJER:


SAHARA. En 1956 Henri Lothe descubrió un abrigo rocosoo donde vio esta imagen. La bautizó como “gran dios marciano” por su similitud a los primeros cosmonautas. Incluso un piloto soviético, V. Akratov, dijo que el estilo de sus vestiduras es semejante al de nuestros trajes de presión”.


TUMBA DE RAMSÉS VI:

http://www.bibliotecapleyades.net/imagenes5/ZZtiempo_2.jpg

EGIPTO. Esta procesión de gentes con “escafandra” acompaña los dibujos de una de las más bellas tumbas faraónicas de Egipto. Los dibujos pertenecen al llamado Libro de las Puertas, y han dado pie a todo tipo de especulaciones.

LOSA DE PALENQUE:

http://peterpetrellisite.files.wordpress.com/2008/08/pacal.jpg?w=627

MEXICO. Descubierta en 1951 por Alberto Ruz Lhuiller en el Templo de las Inscripciones de Palenque, en Yucatán. Quien hizo famosa a esta lápida fue Erich Von Däniken. Supuestamente cubría el cadáver de Pacal, un dios maya, y para el escritor suizo su losa muestra a esta divinidad a los mandos de un vehículo espacial. Una visión osada que durante años ha tratado de desmentirse… sin demasiada  aprobación popular, por cierto.

ESTATUILLA DOGU:

http://granmisterio.files.wordpress.com/2013/11/79674-dogumachine.jpg?w=627

JAPÓN. Esta figurilla, perteneciente a pueblo neolítico de los Jomon (4000 a.C), muestra, según algunos escritores como Vaughn M. Greene, más de 30 similitudes formales con los trajes espaciales utilizados durante las misiones Apolo de la NASA. “Gafas”, “auriculares”, “cinturones”, “guantes” y muchos otros elementos técnicos se encuentran toscamente representados, y en su justo lugar, en una arcilla de seis mil años de edad.

MONASTERIO DE VISOKI DECHANI:


KOSOVO. Junto al fresco de una crucifixión del siglo XIV, puede admirarse esta especie de “cápsula espacial” con un “astronauta” en su interior. El ruso Vyacheslav Zaitsev fue el primero en darse cuenta de su parecido con un vehículo volador… ¿en el 1300 d.C?


KIMBERLEY

http://granmisterio.files.wordpress.com/2013/11/96217-4.jpg?w=627


AUSTRALIA. En la vertiente occidental del continente, en abrigos rocosos sagrados para los aborígenes, se descubrieron paredes cubiertas con retratos de seres resplandecientes. Rodeados por un aura extraña, algunos han encontrado cierto parentesco con los “astronautas rupestres” del Valle de Camonica.
Y vosotros… ¿qué opináis?
Página 2 de 2
NOMMOSydogos

Si hablamos de culturas antiguas influenciadas por extraterrestres, entonces el caso delpueblo dogón es uno de los más espectaculares en la historia de la Humanidad, porque simplemente la ciencia no puede explicar cómo es que estas personas sin acceso a telescopios o tecnología espacial supieran tanto de los astros del universo, como por ejemplo de Sirio B o Sirio C, que no son visibles desde la Tierra sin los aparatos correspondientes. El comienzo de su mitología nos lleva hacia el año 3000 a.C.


El pueblo Dogón se encuentra ubicado en Malí, África occidental, y posee una mitología muy rica, que para mí y los creyentes en la Teoría de los Antiguos Astronautas, es reveladora en cuanto a los datos precisos que aporta del Sistema Solar, que solamente pudieron ser corroborados por la astronomía moderna, afirmando por ejemplo que la Luna es “seca y estéril”, que el planeta Júpiter (al que llaman Dana Tolo), tiene cuatro satélites grandes, que Saturno posee anillos, que la Vía Láctea es una galaxia espiral con millones de estrellas en su composición, y además describen que los planetas tienen órbitas elípticas alrededor del Sol, cosa que sólamente fue aceptada a partir de Kepler en el siglo XVII.

dogon people
También sorprendentemente explican que el Sol y Sirio A (Sigu Tolo), son estrellas hermanas, que se separaron una de la otra para formar sistemas planetarios distintos. Sin embargo, lo más increíble de esta cultura, es que aseguraban tener conocimiento sobre una estrella que orbita a Sirio A, siendo ésta Sirio B (una enana blanca), que, repito nuevamente, es IMPOSIBLE DE VER sin un telescopio. Los dogones afirman que Sirio B es invisible, y la llaman Po Tolo; reconocen que es pequeña en tamaño pero a su vez es la más pesada, hecha de un material más brillante que el hierro al cual llaman Sagala. De acuerdo a su mitología, Po Tolo da una vuelta alrededor de Sigu Tolo, que para ellos es la estrella sentada, cada 50 años. Sirio C (también imposible de divisar a simple vista), es llamada por este pueblo Emme Ya, y dicen que es cuatro veces más grande que Sirio B, pero es mucho más liviana, con una órbita más exterior pero que también tarda 50 años en dar la vuelta. A su vez, dicen que Emme Ya tiene un pequeño satélite que se llama Nyan Tolo, la estrella de las mujeres. Describen con perfecta certeza las diferentes órbitas de estas estrellas lejanas, que luego han sido corroboradas por los astrónomos.


dogon11


Todo esto que acabamos de explicar, los dogones aseguran que proviene de unos seres que llegaron a la Tierra desde Nyan Tolo, aproximadamente en el 3000 a.C., a los que denominaron Nommos, que eran unos dioses menores enviados por Amma, el dios supremo del universo. Según las historias que relatan, los Nommos bajaron del cielo en un “arca” roja como el fuego, que luego se puso blanca cuando aterrizó, y levantó una enorme nube de polvo. Los describen como seres mitad humanos, mitad anfibios, que respiraban a través de sus clavículas, y que necesitaban de unos trajes especiales para poder estar en la Tierra porque el mundo de donde ellos venían era acuático (los nommos se parecen mucho al Oannes babilónico).


Nommos05
Como podemos ver, este es un claro ejemplo de cómo diferentes sociedades del mundo fueron instruidas con un conocimiento que supuestamente no correspondería con el momento histórico en el que se encontraban, y sin embargo esos datos están ahí, mucho antes que cualquier científico moderno pudiera siquiera considerarlo plausible, mientras tanto etiquetándolo de meros cuentos y fantasía.


nuevamentes.net/




Gracias por leer, comentar y compartir las notas.

Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario