SERPIENTE, MANDALA O CAMAFEO?




Si escogiste la serpiente: Tu talismán son los árboles. A ellos no les importa si los riegan o los abandonan: dan sus frutos y su sombra porque son generosos desde la profundidad de su ser. No compiten entre ellos para ver cuál es el más bello y tampoco el sauce se siente “llorón” ni el roble se sabe “el más firme”. Cada uno existe y nos dan sombra, frescura, frutos, flores porque para eso la Madre Tierra los creó. Consejo: si te da vergüenza abrazar un árbol, siéntate debajo de uno y apoya tu espalda en su tronco. Cierra los ojos y llénate de esa energía sencilla y poderosa a la vez. Hay tanto que traer a tu vida de los sencillos y majestuosos árboles. 


Si escogiste el mandala: El viento es tu talismán. Cálido avisando la lluvia, suave que refresca el calor, fuerte y huracanado, el viento es libre. Hace lo que quiere, pero no con la intención de dañar; es nuestra percepción humana la que hace ponerle adjetivos. Por eso al viento no le importa si hay una casa pobremente construida o una mansión: a su paso nada tiene valor. Si fuese una persona, el viento se reiría de la importancia que le damos a aquellas cosas que él destruye a su paso. ¡Si te la puedes volver a comprar!, nos diría entre risas. Consejo: Siente la brisa, el viento, en tu cara, en tu cuerpo. Aprende a disfrutar cada momento de la vida, búrlate de ti misma y siéntete libre. Aprende de la sencillez y majestuosidad del viento.


Si escogiste el camafeo: Tu talismán es el agua del mar. El océano ¿es azul, gris, café o no tiene color? ¿Importa ese dato? En algunos lugares es frío y con unas grandes olas, en otros es cálido y tranquilo. Tampoco importa mucho, porque sigue siendo el mar. Le da vida a tantos seres que hacen algo imposible para nosotras: respirar bajo el agua. ¿No lo encuentran mágico? Y si te sientas en las tardes a observarlo en silencio, te sentirás hipnotizada por el movimiento sinuoso de las olas, que van y vienen infinitas veces sin apuro ni ansiedad por lo que viene. Consejo: ¿Te atemoriza el mar? Quizás no te gusta mucho mirar en tu interior. Busca música de olas si no vives cerca de él, cierra los ojos y déjate llevar. Te vas a sorprender de lo que vendrá a tu mente

claudiacanifru@gmail.com 


Gracias por leer, comentar y compartir las notas.

Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario