Los animales predicen desastres naturales



                                                                                                                                                                     Republica.com
                                                                                                                                                                                       

Científicos creen que los animales son capaces de apreciar y captar ruidos subterráneos y señales electromagnéticas imperceptibles por los humanos. Aunque no se sabe con exactitud, cuál es el elemento receptor de los animales, expertos lo atribuyen al sistema auditivo de estos.

¿Pueden los animales advertirnos de un terremoto?

Históricamente, el hombre comenzó a darse cuenta que ciertos animales son más sensibles que otros al momento de ocurrir un cataclismo, entre estos: los caballos, las palomas, las lombrices, los perros, las serpientes y los elefantes.

Diferentes rumores en varios países, que alertaban comportamientos inusuales en animales a la víspera de un sismo, acapararon pronto la atención de los científicos. Por ejemplo, cuentan que hacia el año 328 A.C., en una ciudad griega, llamada Helique, topos y comadrejas abandonaron sus madrigueras minutos antes de un devastador terremoto.


En 1920 en Haiyuan provincia de Ningxia, China, un terremoto de 8.5 de magnitud destruyó por completo aquella localidad. De acuerdo con reportes de la época, antes del sismo se observó que los perros ladraron de forma inusual y los gorriones volaron de manera errática.

Igualmente, en El Asnam, Argelia (1980), miles de palomas emigraron antes de un terrible sismo, regresando a esa localidad meses después.

George Pararas, en su libro The Big One: The Next Great California Earthquake, señala que otra anécdota similar ocurrió en una granja en la Comuna de Kaokechuang, aproximadamente a 40 kilómetros de la ciudad de Tangshan, China, donde aparentemente un criador alimentaba sus caballos antes del amanecer del 28 de julio de 1976, cuando de imprevisto los animales comenzaron a saltar y dar coses, hasta que finalmente rompieron la cerca y escaparon. Segundos después de esta hazaña, un terremoto de 7.8 sacudió el área de Tangshan.
Posibilidad de salvar vidas alienta a los científicos

La posibilidad de predecir un terremoto por medio de los animales, acaparó entonces la atención de la comunidad científica China, donde biólogos, geólogos y sismólogos se dedicaron al estudio de este fenómeno. Si bien, el impacto de un terremoto no podría evitarse, si se podría minimizar las perdidas de vidas humanas.

Antes del terremoto de magnitud 7.4 en el Mar de Bohai, el 18 de julio de 1969, se observó también comportamientos extraños en gaviotas, pandas gigantes, ciervos, tigres, peces y otros animales del zoológico de Tianjin, gracias a dichas observaciones se emitió una alarma al personal que labora en el lugar, dos horas antes del terremoto.

                                                                                                                                                                         medciencia.com



¿Puede el comportamiento animal ser monitoreado para predecir sismos?

El Centro Sísmico de Nanning, provincia sureña de Guangxi, realizó un estudio mediante la observación a serpientes en criaderos locales. Según Jian Weisong, director de dicho Centro, "las serpientes pueden sentir un terremoto a 120 kilómetros y hasta con 5 días de anticipación. Saliendo de sus nidos, incluso si están en medio del invierno", y si el sismo es de gran magnitud, asegura que se ponen a golpear las paredes de sus jaulas para tratar de escapar.

Estas sensaciones de alarma se agudizan en los minutos anteriores al sismo, produciendo reacciones de pánico y huida en los animales, los cuales se desplazan hacia lugares donde se sienten seguros. Científicos creen que estos comportamientos se deben a ciertos estímulos físicos y químicos emanados de la tierra antes de un terremoto, teniendo los animales la sensibilidad suficiente para captarlos y clasificarlos como señales de peligro que activan patrones de conducta de supervivencia. Hasta el momento los científicos chinos continúan con sus experimentos, buscando encontrar cualquier respuesta sensorial animal que pueda ser utilizada en la pronosticación de sismos.



*Los animales predicen terremotos por la electricidad ambiental*

Según un estudio divulgado hoy, científicos de la universidad británica de Anglia Ruskin, Inglaterra, los animales son capaces de predecir terremotos gracias a su sensibilidad para detectar electricidad en el ambiente.
Cámaras ocultas en el parque nacional de Yanachaga-Chemillén, en Perú, revelaron cómo se reducía la cantidad de animales que merodeaban por la zona 23 días antes de un terremoto de magnitud 7 en la escala de Richter que se produjo en 2011.
Durante cinco de los siete días previos al evento, las cámaras no registraron a ningún animal, algo totalmente inesperado, afirmó a la agencia local PA Rachel Grant, directora del estudio publicado en la revista “Physics And Chemistry Of The Earth”.
“Los análisis muestran que justo antes del terremoto la actividad de los animales se desplomó”, comentó Grant, que subrayó que el parque nacional se encontraba a 320 kilómetros del epicentro.
El estudio sostiene que los animales que habitan normalmente en el parque, en su mayor parte roedores, abandonaron el lugar al sentirse incómodos en una zona cargada de electricidad. “Los animales más sensibles a los iones positivos son aquellos que viven más próximos al suelo.
Los investigadores detectaron además que en los días previos al terremoto el ambiente en esa zona estaba cargado de iones positivos, lo que según los científicos puede provocar agitación, hiperactividad y confusión en los animales. “La actividad sísmica provoca estrés en la corteza terrestre, lo que, entre otros efectos, lleva a una ionización masiva” del ambiente, señaló Grant.

Es mucho más sencillo que puedan sentirlo”, explicó la investigadora. “No se trata de que los animales hayan desarrollado la capacidad de predecir terremotos, sino que, en general, tienden a apartarse de los estímulos poco placenteros”, explicó Grant, que considera que su investigación puede contribuir a encontrar métodos fiables para predecir la actividad sísmica.

¿Existe o no un sexto sentido en los animales para predecir terremotos o catástrofes naturales? Hasta ahora, resultaba revelador que ante un acontecimiento de esta magnitud el número de animales muertos fuera menor que las vidas humanas. Parece que sí y la ciencia ha dado con la primera clave, científicos y miembros de la NASA han dado con las primeras respuestas para entender cómo ciertos animales predicen con varios días de antelación un terremoto. Los cambios químicos que produce la corteza de la Tierra alertan a muchas especies y produce el éxodo. Un hallazgo que podría dar con una de las predicciones más exactas ante los mismos y por tanto con el método preventivo más eficiente hasta la fecha.

La historia nos indicaba décadas atrás como ciertas familias de animales se adelantaban a los acontecimientos. En 1975, en la zona de Haicheng en China, se pudo observar como muchas serpientes salían de las madrigueras un mes antes de que la ciudad fuera golpeada con un terremoto de gran magnitud. Como este caso, se han reproducido varios en la historia. La mayoría en zoológicos, lugar donde al hombre le ha resultado sencillo observar la conducta de los animales ante un terremoto. De hecho en la provincia de Cantón se utilizan a los animales como sensores de terremotos, un "arma" perfecta contra el movimiento ya que los animales sufren un gran estrés antes de que la Tierra comience a temblar.

En todos los casos no había respuesta científica. Quedaba claro que los animales tenían o poseían una percepción rara por la que predecían antes que el hombre. ¿Un sexto sentido?


La bióloga Rachel Grant publicó su tesis a partir de este estudio. Posteriormente la NASA contactó con ella. La agencia espacial había estado estudiado los cambios químicos que se producen cuando las rocas se encuentran bajo un estrés extremo. La NASA se preguntaba si estos cambios estaban relacionados con el éxodo masivo explicado en la tesis de la doctora.

El trabajo de investigación que llevaron en conjunto reveló que estos cambios estaban conectados y que la corteza de la Tierra podría afectar directamente a la química de la laguna donde vivían los sapos. Las rocas que se encontraban con estos grandes niveles de estrés liberaban partículas cargadas que salían y se expandían, llegando a la superficie de la Tierra y reaccionando con el aire, convirtiéndose finalmente en iones. La reacción terminaría en el agua transformándose en peróxido de hidrógeno.

La cadena de acontecimientos afecta a la materia orgánica disuelta en el agua del estanque convirtiendo la materia orgánica inocua en sustancias tóxicas para los animales acuáticos.

Para Grant, este asombroso hallazgo:

Es el primer mecanismo convincente posible de que existe una señal "pre-terremoto" en los animales acuáticos, semi-acuáticos y de madrigueras que podrían ser capaces de sentir y responder a ellos. Cuando piensas en la gran cantidad de cosas que están sucediendo en estas rocas, sería extraño si los animales no estuvieran afectados de alguna manera

Finalmente, la respuesta que da la NASA a través del geofísico Friedemann Freund, sitúa el hallazgo como un futuro sistema de detección:

Una vez que entendamos cómo todas estas señales están conectadas, si vemos que cuatro de las cinco señales apuntan en la misma dirección, podremos decir en el futuro, ok, algo va a suceder.


SAIKU


Gracias por leer, comentar y compartir las notas.
Todo lo que compartan de este blog, deberá tenernos como fuente, además de las que adjuntamos,  como reconocimiento a nuestro trabajo de búsqueda y selección.

Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario