3 datos curiosos sobre los perros

¿Por qué los perros tienen los labios negros?


De acuerdo con el doctor Peter Ihrke, la pigmentación ayuda a proteger a los animales de los daños ocasionados por la radiación solar. 
Dado que los perros no tienen tanto pelo alrededor de la boca como en el resto del cuerpo, la pigmentación juega un papel muy importante porque los protege de los estragos del sol.
Según afirma la doctora Kathleen J. Kovacs, de la Asociación Americana de Medicina Veterinaria, el gen del pigmento negro es dominante sobre los genes del resto de los otros pigmentos, así que los labios negros son atribuibles a factores hereditarios. Si dos perros de raza de labios negros se reproducen, se puede tener certeza de que los cachorros también tendrán labios negros.
Sin embargo, no todos los perros tienen labios negros. Algunas razas no tienen pigmentación en los labios ni en la cavidad bucal. James D. Conroy, veterinario patólogo miembro de la Universidad del Estado de Misisipi, manifestó que algunos perros tienen un dibujo de motas con pigmento y sin pigmento. La única raza que presenta un color de labios poco habitual es la chow-chow: son azules. Conroy afirma que “el aspecto azul de los labios y de la cavidad bucal se relaciona con la profundidad de las células pigmentarias en el tejido bucal”.


¿Por qué los perros caminan en círculo antes de acostarse?

La explicación más lógica y sencilla de este fenómeno es que, en su hábitat natural, el perro caminaba en círculos para preparar el área o la cama donde dormir, en especial cuando necesitaba aplanar el terreno en medio del pasto alto, las hojas y las piedras. Algunos expertos creen, además, que hacer círculos es una manera de trazar un mapa del territorio, de definir una zona de poder. Elizabeth Crosby Metz, que escribe sobre temas caninos, explica así esta costumbre:

“También tiene que ver con esparcir su olor para marcar su territorio, como diciendo: '¡No se acerque, éste es MI lugar! '. De hecho, como criadora, sé que las perras que tienen cría caminan en círculos muchas veces antes de recostarse para alimentar a sus cachorros recién nacidos que no ven ni oyen, como forma de esparcir su olor e indicarles con exactitud dónde está ella y la distancia que tendrán que desplazarse para alcanzarla. Pensalo: ¿de qué otra manera los recién nacidos que no ven ni oyen pueden encontrar con tanta seguridad la leche?



¿Por qué los perros comen parados mientras que los gatos suelen comer sentados?

Como no hubo ni un perro ni un gato que se ofreciera para responder a este misterio sin solución, no quedó otro remedio que consultar a expertos humanos. Todos estuvieron de acuerdo en que la respuesta se retrotrae a los ancestros de nuestras mascotas.
Un planteo interesante vino del doctor James Vondruska, investigador veterinario y científico de Quaker Oats Company, fabricante de comida para mascotas. Vondruska recuerda que los perros son animales cuyo hábitat natural es la jauría, donde cazaban. En los hogares, adoptan a los habitantes de la casa como su jauría y a los dueños como los miembros dominantes:

“En la prehistoria, los perros vivían con otros de su tipo, con quienes cazaban o buscaban comida […] Los perros debían competir con otros miembros de la jauría, lo que con frecuencia terminaba en pelea. Para proteger mejor su comida, comían parados. Aunque en general, ya no tienen que pelear por el alimento, el comportamiento persiste en los perros modernos”.

Por otra parte, la mayoría de los gatos son cazadores más que hurgadores. Susie Page, de la Asociación Americana del Gato, compara la postura que adoptan los gatos para comer con la de otros depredadores que se “encorvan” sobre la presa. A excepción de los leones africanos, rara vez los gatos han tenido que enfrentarse con rivales por comida en su hábitat natural. Tal vez ello explique por qué los gatos hoy están seguros comiendo sentados y más relajados, y también por qué comen lánguidamente, mientras que los perros lo hacen a un ritmo desesperado.

Es cierto que con frecuencia tanto los gatos como los perros comen parados, aun mientras están comiendo de un tazón en un ambiente confortable. Vondruska señala una ventaja respecto de comer en una posición encorvada, tanto para los gatos como para los perros: “Ésa es la única manera en la que pueden usar sus garras o patas para sostener la comida; sobre todo, los huesos”.

fuente : Selecciones

SAIKU


Gracias por leer, comentar y compartir las notas.
Todo lo que compartan de este blog, deberá tenernos como fuente, además de las que adjuntamos,  como reconocimiento a nuestro trabajo de búsqueda y selección.


Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha

No hay comentarios:

Publicar un comentario