ADIVINACIÓN CON TABACO.

ADIVINACION CON TABACO


Haga preguntas concretas y sepa cómo actuar antes situaciones complicadas.

Muy difundida en Cuba y culturas afroamericanas la mancia del tabaco es practicada tradicionalmente en esas tierras por mujeres negras con pañuelos rojos en su cabeza. Ellas interpretan los símbolos que aparecen en el humo y las cenizas para conocer presente, futuro y pasado del consultante. El tabaco siempre estará presente en la boca de los santeros junto con el Ron: lo usan como depurativo mientras se invoca a los muertos o mientras realizan trabajos santorales. Indispensable para ofrendas a Elegguá, Oggún, Ochossi y Oxúm tanto soplado como ofrecido.

No es necesario que usted sea santero ni fumador regular para usar este oráculo. Con un poco de práctica aprenderá a leer las señales de una fumata. Lea atentamente las explicaciones y consulte no más de una vez por semana. Pronto notará que el momento mágico de la consulta se convierte en un rito esclarecedor para resolver temas que consideraba muy complicados o insuperables.

El procedimiento ritual

No se debe hacer la consulta después de comer. Debe tener al menos una hora de ayuno. Busque un lugar tranquilo, íntimo, con luz ténue, síentese muy relajado, junto a una mesa con velas, algunos cigarros de buena calidad, papel tisú, aceite de coina, una copa con coñac o ron, fósforos, un cenicero, papel y lápiz. Relájese, beba un trago, y escriba en el papel la pregunta.

La consulta consta de dos partes, cada con una pregunta. Al comienzo solo debe formular una de las preguntas, de manera clara y concreta. Por ejemplo: ¿Tiene solución mi crisis matrimonial? O ¿Cuál el camino para evitar que me embarguen los bienes?

Luego se unta el cigarro (habano o cigarrillo) con el papel tisú rociado con una gotas de aceite de cocina o manteca.. Se lo unta desde la boquilla hacia abajo, en un único sentido, rotando el cigarro para cubrirlo todo. Solo cúbralo con una finísima capa.

Para el encendido tome juntos dos fósforos de madera, enciéndalos pero no apoye la llama directamente en el cigarro, sino que se la acerca y se va girando el cigarro lentamente hasta llegar a hacer una corona de fuego. Esto lo verá si sopla suavemente la brasa. Se lo enciende con naturalidad, sin forzar la respiración. Se disfruta la primera bocanada mientras se lo va girando despacio, siempre sostenido entre el dedo pulgar y otros dos dedos de la mano sin apretarlos. Se continúa fumando hasta llegar a un cuarto del cigarro para empezar a descifrar hasta allí algunos significados. La ceniza no debe sacudirse como lo hace el fumador común. Recuerde siempre estar relajado, puede beber sorbos pequeños de la bebida entre pitada y pitada. No distraiga la mente del motivo de su consulta.

Las señales y sus sentidos

Los que practican esta mancia afirman que cada persona sostiene y presiona el cigarrillo de forma distinta, del mismo modo que cada una ellas aspira el humo con mayor o menor intensidad. Éstos y otros factores inconscientes, hacen que el cigarro arda de una forma determinada produciendo en la ceniza unas marcas muy particulares que son los que señalarán los acontecimientos por venir. Tras fumar el consultante la primera parte del cigarrillo, se procede a realizar una primera lectura de las cenizas. Hágala con detenimiento, puede ayudarse con una lupa. Algunas personas toman fotografías para luego poder analizar con tranquilidad el resultado.

Si la corona o borde es blanca: es conveniente mantener la calma, evitar la confrontación, el paso del tiempo hará que las personas entren en razón y las situaciones se esclarezcan. Actúe con coherencia y convicción, el augurio es favorable.
Si la corona tiene puntos negros: separaciones en puerta, desenlaces, los cambios dejan atrás aquello que ya no puede prosperar. Los duelos pueden ser dolorosos pero son parte inevitable de la vida. Todo pasa.
Si tiene varios puntos negros seguidos: existen muchos obstáculos, personas que dificultan y tejen enredos. Es conveniente no quedar atrapado en ese tipo de resentimientos y disgustos. Tomar distancia de personas que atraviesan estados de negatividad. Se aconseja una limpieza energética.
Si es un solo punto negro grande: hay un disgusto importante, tal vez una traición, o procederes corruptos e hipócritas. Hay que estar atentos y no dejarse ilusionar por las apariencias. Habrá un duelo del algún tipo, una desilusión, una ruptura, una despedida.
Si el punto negro es grande y ramificado hacia abajo: augura tristezas en el seno familiar. Hay que prepararse con fortaleza y buscar contención afectiva.
Si el punto negro es grande y ramificado hacia los lados: hay que tener cuidado con los extravíos y olvidos. Organizarse y cuidarse mejor para evitar pérdidas importantes.
Escamas grises hacia arriba: hay que garantizar ante todo la salud física y mental. Pase lo que pase en cualquier plano de la vida, hay que dar prioridad al cuidado de la armonía interior y la vitalidad física.
Escamas blancas hacia arriba: se avecinan mejorías en las relaciones personales, reconciliaciones y acuerdos que devuelven la alegría y la tranquilidad.
Punto rojo en la brasa un poco hacia abajo: se avecinan cambios inesperados, tiempos de tormentas, habrá que aprender de los errores y enfrentar con coraje los desafíos. De usted depende sacar bueno frutos de una situación difícil.
Puntos blancos bajos: la suerte está de su lado, esté atento a las oportunidades que están cerca y aprovéchelas.
Un solo punto blanco grande: uniones exitosas, compromisos que se afianzan. Se saldan viejas deudas, se concretan metas muy ansiadas. Viene un período de bienestar general. Disfrútelo pero no descuide sus responsabilidades.

MARCAS SUTILES

Para ampliar las respuestas anteriores preste atención a estas señales también:

Raya negra: gastos extraordinarios, intranquilidad, disturbios o enfermedades.
Raya blanca: prosperidad, buena salud, ahorros, amistades duraderas, y sobre todo estabilidad.
Raya roja que cruza el puro: soledad, melancolía, trastornos de la salud.
Puntos rojos pequeños: ilusiones pasajeras, desengaños.
Dos puntos negros pequeños, con círculos encima como si fueran cejas: pasiones, propuestas indiscretas, deseos descontrolados.
Puntos negros separados y desiguales: enemigos ocultos, envidias.
Rayas negras pequeñas inclinadas: incomprensión, amores no correspondidos, problemas de comunicación.
Rayas negras en zigzag: viajes, cambios bruscos, pérdidas, se debe actuar con previsión.
Raya blanca fina: viajes felices, buenos negocios, muy buena suerte.
Si el cigarro se quema solo por un lado: mala suerte, época desafortunada, no es apropiado tomar iniciativas en estos momentos
Si la ceniza se mantiene derecha: buena suerte, deseos cumplidos, felicidad en el amor, solución de problemas.
Si la ceniza se tuerce: mala suerte, deudas, amores lejanos, dudas. No es momento propicio para decisiones importantes.
Si la ceniza cae: serán inciertos o dudosos los buenos augurios.

Luego de anotar las respuestas, tome otro trago de bebida, escriba la siguiente pregunta y retome la fumada un cuarto más para obtener las nuevas respuestas. 
Algunas personas vuelven a repetir el procedimiento con una tercera pregunta para el último tramo del cigarro. Lo que no se recomienda encender más de un cigarro por semana para consultar el oráculo.

Agua de tabaco para limpiar

Este líquido sirve para ahuyentar la mufa del ambiente, mata larvas astrales y limpia la negatividad. 
Adquiera en tabaquería 40 gramos de buen tabaco o desmenuce dos puros. Ponga al fuego una olla chica con agua, y vierta el tabaco. Deje hasta que hierva unos 10 minutos. Retire del fuego y deje enfriar. Luego cuele, guarde por un lado el agua de la cocción y por otro deje secar los restos del tabaco. Cuando se hayan secado por completo, encienda las brasas de su sahumeador y queme allí el tabaco. 
Con el agua de tabaco embeba unas bolitas de algodón y déjelas en las esquinas internas de las paredes, hasta que se termine de quemar todo el tabaco. 
Mientras repite: “Limpia y pura, la buena fortuna, como este tabaco bendito me abre caminos”. Frote con las bolitas para quitar la mugre acumulada en las esquinas, por lo general en zócalos. Tire todo los residuos a la basura.

El cigarro en la Historia

Usado por antiguas culturas indígenas como los mayas y aztecas, para celebraciones rituales, el tabaco fue introducido en Europa por los compañeros de viaje de Cristóbal Colón. Colón, afirman algunos cronistas, quedó sorprendido por aquellas costumbres, pues los indígenas la practicaban en ciertas ceremonias y no como una acción cotidiana y de placer, sino que se realizaban en rituales de paz y de purificación del espíritu, pues para ellos el uso del tabaco poseía poderes mágicos y agradaba a los dioses. El tabaco era considerado también como panacea, ya que se utilizaba como un fármaco para combatir el asma, fiebres, convulsiones, trastornos intestinales o nerviosos, y también mordeduras de animales.


Para los indios norteamericanos, el tabaco fue un regalo de los dioses al primero de los seres humanos; arrojado al fuego, propiciaba las invocaciones que los espíritus elevaban hasta los cielos. Entre los senecas, tribu de pieles rojas que vivió en el Oeste del actual Estado de Nueva York, se creía que el tabaco había surgido de la cabeza de la hija de los cielos, al ser regada su tumba por su hijo mayor, así como el maíz, la papa, las habas y la calabaza.. En las religiones afroamericanas y la santería, el tabaco es un elemento ritual muy importante: se usa en trabajos de amor, buena suerte y adivinación.

http://www.revistapredicciones.cl/adivinacion-con-tabaco/

http://nodejardeleer.blogspot.com.ar/



SAIKU


Gracias por leer, comentar y compartir las notas.
Todo lo que compartan de este blog, deberá tenernos como fuente, además de las que adjuntamos,  como reconocimiento a nuestro trabajo de búsqueda y selección.



Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha

No hay comentarios:

Publicar un comentario