Los ojos como referencia.

De entre todos los rasgos del rostro los ojos son sin duda los más elocuentes. Hay gente que advierte si le están mintiendo o si su interlocutor es una buena persona solamente mirándole a los ojos y adivinando lo que indican su expresión. De entre todos los rasgos de la cara, los ojos son los más que se mantienen a lo largo del tiempo; incluso hay gente que durante años no se ha visto y bruscamente, cuando se encuentran se reconocen sólo por los ojos.

En fisonomía los ojos se valora teniendo en cuenta tres elementos diferenciados: El color, la situación y la forma. Vamos entonces a conocer lo que nos indican cada uno de estos elementos:



Color: 

Es el elemento que más llama la atención cuando percibimos una mirada. El color del iris ha provocado muchas polémicas entre fisonomistas y fenólogos. Estos últimos no le atribuyen ningún valor, y entre los primeros existían distintas valoraciones que no siempre son convergentes.


Un documento del científico Kent señala que el color de los ojos de todas las personas puede ser clasificado en los nueve colores básicos cree reconocer la personalidad de las personas llegando a comprender su verdadera naturaleza.



1.- Azul Claro: en este individuo, el componente más fuerte es su intelecto. La lógica determinara lo que él piensa o hace. Por esto, solamente acepta lo que puede probar con hechos o números. Este color habitualmente esta asociado a hombres y mujeres de acción que no se dejan gobernar por sus emociones.

Responden estrictamente a las leyes. Son lentos en entender y rápidos en actuar. Cuando se les desafía en una competencia, o en una dificultad, toman el caballo por las riendas.

Estas personas se guían principalmente por los que los otros piensan de ellas. Son buenos administradores, organizadores y sobresalen en la comunidad. En sus relaciones humanas no piden gran cantidad de afecto o atención.



2.- Azul Grisaceo: estas personas responden a su ambiente de menos lógica y más emoción. Son calmadas y en general muy parecidas a las de los ojos azules, particularmente en su inhabilidad para admitir los errores. Son compasivas, pero propensas a explosiones e ira, espléndidas para mandar y para desarrollar sus ideas. 




3.- Verde Azuloso: Estos individuos les gusta la responsabilidad y la acción. Son buenas para las matemáticas e ingeniería. Las mujeres, en estos primeros grupos, tienen las mismas habilidades que los hombres. Preferirían las actividades políticas y sociales antes que estar limitadas al matrimonio y a los quehaceres domésticos.

Son pensadores lógicos. Impulsivos y generalmente más trabajadores que los de ojos azules.

Estos tres grupos carecen de sentido del humor innato, pero en la vida aprenden a adquirirlo.


4.- Azul Verdoso: Estas personas son más impulsivas. El sentimiento es primordial, pero predomina siempre la lógica. Son más asequibles que las de ojos azules.

Sus reacciones son más rápidas, por lo tanto se adaptan mejor a los trabajos que requieren una decisión instantánea. Tienen gran necesidad de relaciones humanas y competencia en los deportes.


5.- Verde: La personalidad de estos seres esta justamente en la mitad del camino de la lógica y la emoción. Por esto que sus reacciones son a veces emotivas, otras lógicas y a veces se presentan simultáneamente.

Tienden a controlar todo y a todos. Tienen arrebatos de mal humor y su carácter varía de la euforia a la depresión con sentimientos de culpa. Detestan formarse hábitos, sean estos buenos o malos.

Pueden ser expertos creadores. La mayoría de los grandes genios mundiales del arte, música, y literatura pertenecen a este grupo.

Estas personas so extremadamente sensibles y se hiere con facilidad sus sentimientos, fuera de la proporción real. Son indecisas. Y es verídico que están propensas a los celos.



6.- Castaño: este tipo es especialmente emotivo. La lógica juega un papel importante, pero no predomina en sus vidas. Por lo general juzgan los sentimientos de los demás desde lo alto.

Son muy sensibles, pero la lógica les impide entregarse enteramente a sus emociones. Esta clase de individuo es independiente.



7.- Café Claro: Estos seres son muy sensibles y lo emotivo predomina sobre la lógica. Tienen gran habilidad para trabajar con otras personas. Tienden a actuar por intuición y después justificarse con explicaciones lógicas. Logran posiciones de importancia, en la mayoría de los casos por su personalidad popular.


8.- Café Intermedio: Estas personas se rigen por el pensamiento intuitivo y toman decisiones emotivas. Son soñadoras, visionarias y pensadoras creativas. Detestan las responsabilidades administrativas. Gustan de la gente, de la buena comida y les agrada llamar la atención.

No se conforman que las aminoren, pero soportan las críticas. Cuando tienen que afrontar situaciones difíciles actúan sin realidad. Tienen que sentirse "bien" antes de emprenden cualquier responsabilidad. Son artistas por naturaleza y les gusta actuar en todos los momentos de la vida.


9.- Café Obscuro o Negro: estos individuos son menos sensibles a los estímulos físicos o al dolor. Pero el hecho de ser pasivos no quiere decir que no sean firmes. Estas personas, tranquilamente, llegaran a la meta que se proponen.

Actúan intuitivamente, sin lógica. Cualquier explicación de esta índole tiende a crearles conflicto. No les gusta que los confundan con hechos, particularmente con factores lógicos, y cometerán errores si no se les permite seguir sus pensamientos intuitivos.

Son rápidos para comprender, pero lentos en sus reacciones. Viven en el pasado. A veces caen en grandes depresiones. 



Posición de los ojos


Ojos separados: cuando la distancia que existe entre los extremos más próximos entre ellos es superior a tres centímetros. Caracterizan a las personas dotadas de un ego extremadamente fuerte, oportunistas a menudo sin escrúpulos, que intentan aprovechar cualquier situación en beneficio propio. Personas de trato difícil que cuentan con pocos amigos y que no les interesa para nada la amistad de los demás. Cuando ésta existe no es sincera y se trata solo de un medio que utilizan para aprovecharse de los demás.

Ojos juntos: cuando la distancia que separa a los extremos más próximos de ambos ojos es de menos de tres centímetros; caracterizan a personas francas, leales y cordiales, muy atentas y afables y con ganas de servir a los demás. Algunas son personas extremadamente tristes que han sufrido mucho en la vida. Su carácter es positivo e intentan superar cualquier dificultad. Aman lo racional y lo concreto, algunas tienen rasgos irónicos y un sentido de humor muy particular.

Ojos oblicuos: Existen de dos tipos: lo ojos oblicuos hacia el interior del rostro y ojos oblicuos hacia el exterior. Los primeros son los propios de los pueblos orientales, pero aparecen en la fisonomía de otras razas. Caracterizan a personas sensibles y tímidas. En cuanto a los segundos son característicos de personas románticas e ingenuas propensas al sufrimiento. Su trato es dulce y melancólico y proclive a la tristeza



Tamaño de los ojos


El tamaño de los ojos debe de medirse en relación a la totalidad del rostro. Hay rostros tan grandes que el tamaño de los ojos parece extremadamente pequeño y viceversa. En cualquier caso lo que interesa tener en cuenta es el tamaño relativo de los ojos en relación a la totalidad del rostro para ver si son grandes o pequeños. Lo que cuenta en definitiva a la hora de definir el tamaño de los ojos es el tamaño del iris.

Ojos grandes: propio de personas imaginativas y versátiles. Hacen gala de una sexualidad que exteriorizan a través de la mirada. Tienen dificultades en relación con los demás; son inconstantes. Pueden hacer amistades con gran facilidad, pero casi inmediatamente rompen la relación. Son impulsivas y algunos fisonomistas sostienen que también son volubles.

Ojos pequeños: ojos inteligentes e intuitivos. Entre sus aspectos negativos implican, casi necesariamente, inconstancia, envidia. Hay entre ellos grandes manipuladores dispuestos a utilizar sus relaciones personales en beneficio propio. Las relaciones con los demás, siendo buenas están condenadas antes o después, al fracaso. Salvo en casos de personas que les encanta ser manipuladas y utilizadas



Otras indicaciones


Dos destacados videntes españoles completan los anteriores puntos de vista en relación al tamaño de los ojos. Los ojos atónitos anuncian pereza, envidia, indiscreción y debilidad de juicio.

Los ojos hundidos auspician celos, cólera, malas costumbres, embusteros y mañosos. Si los ojos hundidos están, además, entrecerrados, indican graves disfunciones mentales.



Los ojos saltones definen personalidades de sujetos extravagantes, inconstantes, pero de buen carácter, afables y bondadosos.

Los ojos pequeños y redondos indican la debilidad y la credulidad, raras veces se ven favorecidos por la fortuna, y sin embargo no son avaros. 


(ojo, que lo de abajo no es mi opinión )

Raro es que un bizco no sea querelloso, envidioso y embustero. La sabiduría popular siempre los estigmatizó como creadores de problemas de todo tipo. Los que guiñan los ojos y menean continuamente los párpados son incrédulos y muy taimados, además quieren simular un interés que en realidad no lo tienen. Las manchitas de color limón en lo blanco de los ojos anuncian carácter violento. Los individuos que habitualmente tienen los ojos cruzados y ramitas de sangre bañadas de lágrimas ardientes sin que tal deformidad sea defecto de enfermedad, son crueles, orgullosos, dados al fanatismo y a la hipocresía, dados al alcoholismo y a otros vicios que le consumen. 

MUNDO CULTO.

http://saikuhayotravidaposible.blogspot.com.ar/2014/02/color-de-ojos.html






http://nodejardeleer.blogspot.com.ar/





SAIKU


Gracias por leer, comentar y compartir las notas.

Todo lo que compartan de este blog, deberá tenernos como fuente, además de las que adjuntamos,  como reconocimiento a nuestro trabajo de búsqueda y selección.



Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha

No hay comentarios:

Publicar un comentario