El estrés es uno de los grandes males de esta época.





El estrés es uno de los grandes males de esta época. Es conveniente encarar este problema con una mirada holística, abordando al ser humano como un todo. Aquí, consejos para apreciar las pequeñas cosas de la vida cotidiana, vivir el presente y sentirte mejor.



Al levantarte a la mañana, sumá pequeños rituales que te armonicen, cambiale el signo a situaciones que parecen caóticas y dales una vuelta de rosca.


* A lo largo de la jornada, identificá cuáles son esos pequeños (grandes) momentos que te conectan con los placeres cotidianos y “ponelos en valor”. Por ejemplo, un rico café, la caminata hasta el colectivo, el agua que te moja en la ducha. Hacé tu propia lista.
* Aprendé a decir que no, a delegar, a bajar las exigencias. Recordá que “lo óptimo” es enemigo de “lo posible”, por ejemplo, en el caso de las madres, es mejor ser la mejor madre “posible”  y no la mejor madre que existe.
* Agregá la respiración consciente a tu rutina. Al levantarte a la mañana, abrí la ventana y tomá unas buenas bocanadas de aire renovando el oxígeno en tus tejidos. Es una buena oportunidad de conectarte con vos misma.
* Al acostarte, hacé algún ejercicio respiratorio. Sirve para limpiar el día e irse a dormir en armonía y, así, tendrás un buen descanso asegurado. ¿Cuántas veces que lo último que hacés en el día es mirar un noticiero? Esto te ayudará a descansar mejor.
* Frente a una situación complicada, pará, hacé un alto por un instante. Alineá el cuerpo, buscá el eje, cerrá los ojos y hacé una par de buenas respiraciones. Parar la mente, volver a vos misma y funcioná desde allí, con la confianza renovada.
* Revalorizá tu columna como sostén, y no como una carga que tenés que sobrellevar y que registrás sólo porque te duele.
El yoga tiene propuestas maravillosas para esto (pranayamas, ásanas, relajaciones y mucho más) que te brindarán alineación, firmeza y profunda conexión con vos misma. En la medida en que estés bien con vos misma, lo estarás con quienes te rodean, sean familiares, amigos, compañeros de trabajo. El bienestar produce una sinergía contagiosa.








Por Rosi Klein, fundadora del estudio de yoga y técnicas corporales para empresas Rosi Klein.

http://entremujeres.clarin.com/





SAIKU


No hay comentarios:

Publicar un comentario