Fórmulas celtas del amor con frutas, hierbas y flores


El pueblo celta, uno las más grandes y guerreras poblaciones de la Antigua Europa, tenían una rica cultura ritual. La naturaleza era un elemento crucial en la localización y celebración de sus ceremonias, puesto que la consideraban manifestación de lo divino. Es así como las cordilleras y las altas cumbres simbolizaban la majestuosidad de los dioses; le daban un carácter sagrado a las fuentes, manantiales y ríos, puesto que los abastecían de abundante agua, quizá sabiendo que era la fuente para la proliferación de toda forma de vida. Seguramente de esta íntima conexión que mantenían con la naturaleza, este pueblo sustrajo todo el coraje y la sabiduría que los caracterizó. En esta nota revelamos algunas tradiciones celtas para celebrar uniones y atraer el amor.
Anillos de madera para unión eterna
Son conocidos los anillos alianza decorados con nudos celtas encadenados que simbolizan la unión inquebrantable de los novios. Para esta fórmula necesitará dos alianzas de madera lisas, y 5 o 6 tiras muy finas de junco o de hilo de piolín. Escriba en la cara interna de una alianza el nombre del novio, y en la otra alianza el de la novia. Unte las alianzas con aceite de abedul o sauce, por dentro y por fuera (utilice un pincel fino). También las tiras de junco o de piolín se embeben en el aceite. Luego se procede a forrar cada alianza con los juncos, haciendo pequeños nudos para que queden bien tirantes, hasta cubrir bien todo el anillo. Se dejan piolín unos centímetros de más en los extremos para poder anudar entre sí ambas alianzas. Así se colocan junto a una vela roja, y se ora: “Bendice Brigid nuestra pareja, que juntos formemos una hermosa familia, reine en nuestro hogar amor, felicidad y paz”. Cubra los anillos con hojas de hiedra y deje allí hasta que la vela se apague. Luego se le quitan todos los piolines a las alianzas y ya están listas para que el novio y la novia las usen.
Manzanas y nueces que enamoran
Ambos frutos abundantes en los bosques celtas son ingredientes infaltables en recetas de conquista amorosa. Se pelan y cortan las manzanas y luego se ponen al vapor para ablandarlas. Se espolvorean con azúcar y nueces trituradas y un chorrito de coñac. Con este relleno se hacen una pequeñas empanaditas. Se untan por fuera con un poco de manteca al igual que la asadera donde las colocaremos. La clave está en espolvorear sobre la manteca de las empanadas y de la asadera un poco de canela en polvo conjurando: “Ainé, diosa de la pasión y el amor, conquiste con estos bocados el corazón de mi amado/a”. Se dejan dorar y se sirven a la persona que se quieren enamorar.
Jamás las parta con cuchillo, deben comerse con la mano. Acompañe con un té de rosas o de canela.
Alcohol de trébol para la felicidad


Esta hierba tenía un gran simbolismo dentro de la comunidad celta, no solo el de cuatro hojas, también el de tres. Su significado siempre es augurioso, atrae alegría y buena suerte. Se junta un puñado de tréboles frescos y se los machaca con mortero hasta obtener una pasta que debe mezclarse con un chorrito de alcohol fino adentro de un frasco. Se añade al agua un cabello de él y un cabello de ella. Se agita bien con la tapa cerrada. Conjurando “Suerte para él, suerte para mí, alegría para ambos unidos sin extraños”. Luego se limpia con un lienzo blanco embebido en este alcohol la cama matrimonial, o bien algunas pertenencias de ambos, como un portaretratos con su foto.
Semillas de fertilidad
Necesitará un puñado de semillas de algún árbol, puede ser sauce, abedul, o del que usted pueda conseguir. Escriba en ellas las iniciales de la pareja. Luego colóquelas en un bol con agua y pétalos de flor roja, en el medio se enciende una velita flotante y se ora: “Cernunnos que todo lo multiplicas en feliz bonanza, danos los frutos de este amor para que en alegría crezca esta fértil relación”. Al día siguiente se entierran las semillas mientras se sigue orando. Se riega bien y se deja al sol.
Círculo de protección
Se arma en un altar un círculo con velitas blancas, adentro del círculo se colocan maderitas de distintos árboles, ramitas y hojas verde, y encima de todo este montículo la foto de la pareja. Se enciende una a una las velas de izquierda a derecha y se reza: “Gran diosa Dana, Madre, Guerrera y Protectora, rodea de luz a nuestra pareja, que nada la ensombrezca, bien lejos queda el que contra ella atenta”. Quédese allí, sintiendo la protección de la diosa celta, queme algunas ramitas sobre las velas para que el humo purifique y aleje las malas ondas.
Los ritos celtas se realizaban fundamentalmente en los claros de los bosques, junto al roble, árbol sagrado su mitología. Otra planta vinculada a sus ritos es el muérdago que según la tradición era cortado por los sacerdotes druidas con una hoz de oro.
revista Predicciones

Si te ha interesado este artículo, compártelo !!!

Y si tienes algo que comentar, no dudes de hacerlo
http://nodejardeleer.blogspot.com.ar/


SAIKU

Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario