Glándula Pineal.







“La glándula pineal es la conexión entre el cuerpo y el alma” 
René Descartes


• Para los antiguos egipcios y para muchas culturas antiguas como los Sumerios por ejemplo fue muy importante esta glandula ya que encontraban el umbral hacia otros mundos y dimensiones de hecho antes de morir en cualquier persona la Glandula Pineal es donde genera más elementos alucinogenos desde esta glandula es el momento previo de la muerte y asi entrar al otro lado.
La civilización egipcia, por su gran interés por la vida después de la muerte, en el proceso de momificación algunos órganos era cuidadosamente preservados mientras que otros, como el cerebro, eran totalmente removidos. Aunque no lo crean, ésta insignificante glándula era uno de los órganos cuidadosamente conservados dentro del cuerpo de la momia.

• Para los espiritualistas, y diferentes religiones como el budismo, hinduismo, e incluso el catolicismo, (aunque lo oculten a sus fieles), es el lugar donde se encuentra nuestra espiritulidad y conciencia, en el yoga o reiki es el sexto chakra y en las religiones el Tercer Ojo es por eso que por ejemplo que Buda tenia un peinado en forma del coco de pino y en muchas imagenes al igual que Krishna tienen un punto rojo entre medio de las cejas, o como el en las mujeres hindues que también tienen este punto.

Las ciencias denominadas “ocultas” y algunas personas en el mundo de habilidades psíquicas, representan y dan el nombre de “tercer ojo” a ésta glándula y otorgan a ella el poder de videncia y conexión con otras dimensiones de la conciencia.

http://nodejardeleer.blogspot.com.ar/

 
SAIKU

Gracias por leer, comentar y compartir las notas.
Todo lo que compartan de este blog, deberá tenernos como fuente, además de las que adjuntamos,  como reconocimiento a nuestro trabajo de búsqueda y selección.

Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario