Ser impecable con las palabras.





Ser impecable con tus palabras es no utilizarlas contra ti mism@.
Tu opinión no es más que tu punto de vista, y no tiene por qué ser necesariamente la verdad.
Lo que sale de tu boca… es lo que eres tú.
Si no honras tus palabras, no te estás honrando a ti mism@; y si no te honras a ti mism@, no te amas. Honrar tus palabras es ser coherente con lo que piensas y con lo que haces. Eres auténtic@ y te hace respetable ante los demás y ante ti mism@.
Utiliza tus palabras apropiadamente. Empléalas para compartir tu amor. Usa la magia de ellas empezando por ti. Dite a ti mism@ que eres una persona ¡fantástica, maravillosa!. Dite ¡cuánto te amas!.
Utiliza las palabras para romper todos esos pequeños acuerdos (acuerdos representan formas de vida... costumbres formadas desde la infancia) que te hacen sufrir.
Se impecable con tus palabras: Parece muy simple, pero es sumamente poderoso.
¿Por qué tus palabras? Porque constituyen el poder que tienes para crear.
Mediante las palabras expresas tu poder creativo; lo revelas todo. Independientemente de la lengua que hables, tu intención se pone de manifiesto a través de las palabras. Lo que sueñas, lo que sientes y lo que realmente eres, lo muestras por medio de las palabras.
No son sólo sonidos o símbolos escritos; son una fuerza. Constituyen el poder que tienes para expresar y comunicar, para pensar y, en consecuencia, para crear los acontecimientos de tu vida. Puedes hablar.
¿Qué otro animal del planeta puede hacerlo? Las palabras son la herramienta más poderosa que tienes como ser humano, el instrumento de la magia. Pero son como una espada de doble filo: pueden crear el sueño más bello o destruir todo lo que te rodea.
Uno de los filos es el uso erróneo de las palabras, que crea un Infierno en vida. El otro es la impecabilidad de las palabras, que sólo engendrará belleza, amor y el Cielo en la Tierra.
Según cómo las utilices, las palabras te liberarán o te esclavizarán aún más de lo que imaginas. Toda la magia que posees se basa en tus palabras. Son pura magia.
La mente humana es como un campo fértil en el que continuamente se están plantando semillas. Las semillas son opiniones, ideas y conceptos. Tú plantas una semilla, un pensamiento, y éste crece. Las palabras son como semillas, ¡y la mente humana es muy fértil!
El único problema es que, con demasiada frecuencia, es fértil para las semillas del miedo. Todas las mentes humanas son fértiles, pero sólo para la clase de semilla para la que están preparadas. Lo importante es descubrir para qué clase de semillas es fértil nuestra mente, y prepararla para recibir las semillas del amor.
Se impecable con tus palabras. Si quieres ser libre, ser feliz y trascender. Es muy poderoso. Utiliza tus palabras apropiadamente.
Empléalas para compartir tu amor.
Es posible. Lo es porque yo mismo lo hice y no soy mejor que tú. Somos exactamente iguales.
Tenemos el mismo tipo de cerebro, el mismo tipo de cuerpo; somos seres humanos. Si yo fui capaz de romper esos acuerdos y crear otros nuevos, también tú puedes hacerlo. Si yo soy impecable con mis palabras, ¿por qué no tú? Este acuerdo, por sí solo, es capaz de cambiar toda tu vida. La impecabilidad de tus palabras te llevará a la libertad personal, al éxito y a la abundancia; hará que el miedo desaparezca y lo transformará en amor y alegría.
Imagínate lo que es posible crear sólo con la impecabilidad de las palabras. Trascenderás el sueño del miedo y llevarás una vida diferente. Sé impecable con tus palabras



https://www.facebook.com/pages/HO-OPONO-PONO/287694874733205?ref=hl


http://nodejardeleer.blogspot.com.ar/

 
SAIKU

Gracias por leer, comentar y compartir las notas.
Todo lo que compartan de este blog, deberá tenernos como fuente, además de las que adjuntamos,  como reconocimiento a nuestro trabajo de búsqueda y selección.

Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha.

1 comentario:

  1. Gracias por tanta belleza en este texto maravilloso que me alegró el alma, precioso!!!!

    ResponderEliminar