El Alma de los Animales.


Image


Simplemente necesitamos destacar que muchos animales de nuestro entorno realizan acciones, y se relacionan entre ellos, lo cual es algo difícil de imaginar sin la posesión de un alma. Un ejemplo es el de la fidelidad de un perro. Sólo con dificultad podemos dejarnos llevar por el pensamiento de que no vive en su ser interior algo análogo a lo que vive en el hombre. Si consideramos ciertas actuaciones ¿podemos hacer caso omiso de una elevada actividad espiritual?. Consideremos, por ejemplo, la presa de un castor. El desarrollo de estas artísticas construcciones supondrían un gran esfuerzo espiritual en el hombre. Una profunda sabiduría existe, en este caso, en la manera en la que ciertas vigas se sitúan casi exactamente en el ángulo correcto, para la caída del agua y según las condiciones prevalecientes.

Consideremos las hormigas. En cada montón de ellas se puede ver algo parecido a un estado ordenado y sabio de seres humanos, incluso transcendiendo al hombre moderno. Las hormigas se dividen en tres grupos: trabajadoras, machos y hembras. Se puede demostrar que las trabajadoras son muy listas, las hembras más tontas y los machos mucho más. Todo en su estructura está perfectamente organizado, la forma en la que obtienen todo lo necesario para la construcción y para el cuidado de las crías, la manera en la que conducen sus expediciones recolectoras, etc.  Si todo esto en el estado humano necesita un alma, entonces no podemos negarla en estas criaturas. La gente se satisface siempre con la explicación del “instinto”, pero nunca intentan pensar en lo que subyace detrás de este “instinto”. 



Image
        

Un alma común vive en un grupo entero de animales. Al igual que sus diez dedos son miembros de sus manos, todos los lobos son miembros del alma grupo de los lobos.

El alma de los animales se encuentra en el plano astral, conectada con cada miembro de su grupo por medio de un hilo. 

Si una parte del alma grupal muere es inmediatamente reemplazada, al igual que si corta el tentáculo de un pulpo. De esta forma el alma grupo, la cual no desciende al plano físico, siente la muerte como la pérdida de un miembro, y el nacimiento como el crecimiento de uno similar. No conoce la muerte. 

En una época posterior las almas grupo animales, no los animales individuales, se convertirán en seres humanos, pero totalmente distintos a como está constituido el hombre hoy. Aún antes de la Teosofía, Goethe sintió esto y lo expresó maravillosamente en su “Metamorfosis de los Animales”; que los animales son como un hombre incompleto, fragmentado, que la totalidad del reino animal parece como que procede de la forma humana. 

         Así el hombre dice a todos los seres animales (hablando de si mismo), “Todo esto, comprimido en uno, sois vosotros”. 

Rudolf Steiner


http://nodejardeleer.blogspot.com.ar/

SAIKU



No hay comentarios:

Publicar un comentario