El desdoblamiento astral



Nosotros los seres humanos, en nuestro diario vivir, somos manejados por fuerzas subjetivas e inconscientes, a través de las cuales se manifiesta el pensar, el sentir y el actuar humano. A esas fuerzas inconscientes, las religiones les llaman pecados, en la Gnosis, les llamamos yoes ó defectos. Esas fuerzas, esos defectos de tipo sicológico residen en nuestro subconsciente. El subconsciente es llamado en la Ciencia Gnóstica: la ciudad sicológica. En nuestra ciudad sicológica residen Yoes o defectos de Ira, orgullo, robo, vanidad, pereza, lujuria, codica, violencia, egoismo y sus miles de manifestaciones. Esos defectos han sido creados a través del tiempo y del espacio, vienen por tanto de nuestras vidas anteriores.
Explicamos: El ser humano es un compuesto de cuerpo y alma, pero más que cuerpo es un alma. Estos cuerpos están unidos por un cordón de plata. San Pablo nos dice en la Biblia: “Poseéis cuerpo carnal y cuerpo espiritual”.
Cuando la persona duerme, el ALMA o cuerpo astral sale del cuerpo físico por la glándula pineal rumbo a la cuarta dimensión o mundo de los sueños.
En el sueño nos vemos como en una película, en donde cada  uno es el actor principal.
En el sueño y con el ALMA en estado inconsciente, sin saber el por qué, podemos viajar a otras ciudades, a otros países, hablar con personas que no conocemos, hablar con las ALMAS de personas que ya murieron, ver cosas que van a suceder, etc.
Al despertar, el ALMA penetra nuevamente al cuerpo físico y es posible que la persona traiga o no el recuerdo de sus sueños.
Disponemos de prácticas para que usted mismo vea salir su alma del cuerpo, su cuerpo físico acostado y posteriormente se desplace conscientemente a cualquier lugar del espacio infinito.
La Salida en Astral…
Existe una ciencia y una sabiduría desconocida por la ciencia moderna. Los sabios y Maestros del pasado conocían la forma de viajar mas allá del tiempo y del espacio, para descubrir los secretos del Universo.
Por siglos esta información se ha mantenido oculta, pero en esta página revelaremos este misterio. Entregamos la llave para penetrar conscientes a la 5ª dimensión de la naturaleza, al mundo de lo desconocido, al mundo de las grandes revelaciones, o sea, la región astral.
Los iniciados, para viajar a esa 5ª dimensión utilizamos una poderosa clave: El desdoblamiento Astral.
El desdoblamiento astral consiste en desprenderse a voluntad del cuerpo físico a la hora de dormir y viajar a la 5ª dimensión superior, también conocida como la Primera Región de los Cielos.
Con el desdoblamiento astral podrás adquirir la sabiduría de los profetas, viajar a lugares jamás imaginados, ver el pasado y el futuro, conocer civilizaciones de otros planetas y abrir las puertas al conocimiento universal.


Práctica para salir en astral
Usted se acuesta y relaja su cuerpo para eliminar la tensión muscular. Coloca la mano izquierda sobre el corazón y luego la derecha sobre la izquierda. Lleva la atención al corazón y ora El Padre Nuestro, solicitando a su Dios interior, le ayude a salir en cuerpo astral. Para facilitar la salida consciente en cuerpo astral, pronuncie un mantram o palabra de poder: FARAON; esta se pronuncia de la siguiente forma: FAAA RRRAAA OOONNN.
Repetid este mantram muchísimas veces, podéis vocalizarlo un poquito más suave, también lo podéis vocalizar mentalmente y adormeceros conservando las rodillas levantadas verticalmente, adormeceros. Sentirás que todo el cuerpo se adomecerá y se pondrá muy pesado. Esto es muy normal y ocurre todas las noches, ya que es el proceso del cuerpo al quedarse dormido.
De inmediato, escucharás detrás de la cabeza, en el lado derecho un sonido muy agudo como el que produce un grillo. Cuando escuches ese sonido, no te asustes, elévalo de volumen y dale mayor resonancia a voluntad y cuando el sonido esté vibrando intensamente, levántate de tu cama; no te pongas a pensar que haces, “qué si te levantas donde queda el cuerpo…”; simplemente levántese y al levantarse, la naturaleza se encargará de separar al cuerpo astral del cuerpo físico, usted lo único que tiene que hacer es levantarse. Claro que no se trata de levantarse mentalmente, levántese de su cama. Todas las noches lo haces inconsciente; ahora lo vas a hacer consciente.
Al salir de tu cuerpo das un saltico con la intensión de flotar en la atmósfera. Si usted flota es que está en cuerpo astral. Si no flota, vuélvase a meter en su lecho y repita el experimento. No se canse, nunca se canse, si no pudo, mañana lo logrará. Muchas personas triunfan inmediatamente, otras demoran uno o dos meses; en todo caso la voluntad y la tenacidad nos harán triunfar.
En la salida en astral consciente no hay que tener ningún temor, pues de todos modos al dormir siempre salimos inconscientemente y no nos pasa nada.
No te preocupes como has de volver, porque el cuerpo físico al momento de despertar te atraerá hacia él. No existe la posibilidad de que te quedes en algún lugar o que mueras, ya que estas atado a tu cuerpo físico por el cordón de plata. Tampoco nadie podrá entrar dentro de ti, porque si así fuera, ya todos hubiésemos despertado en otros cuerpos.
.:¿A donde podemos ir?
Al desdoblarte estás libre de tu cuerpo físico y listo para viajar a la velocidad de la luz (Einstein demostró que el producto de la masa por la velocidad de la luz al cuadrado es igua a energía, esto tiene relación directa…). Le solicitas a tu Dios interno que te transporte al lugar que quieras investigar o conocer.
Podrás viajar a otros planetas y hablar con seres extraterrestres. Podrás viajar a otros países. Podrás viajar al lugar donde se encuentran los archivos akásicos de la naturakleza (el registro de las vidas pasadas) y allí podrás estudiar en forma directa la verdadera historia de la humanidad, reviviendo lo que realmente ocurrió en el pasado, proyectado como si fuera una película.
Podrás viajar al tribunal de la Justicia Divina o Palacio del Karma, donde todas las personas son juzgadas. Allí nos pesan nuestras buenas o malas obras y todo lo que hacemos tiene un valor que será premiado o castigado por los jueces divinos. Puedes invocar a los maestros que son seres de luz y conversar con los ángeles.
Desdoblamiento Astral
Este fenómeno es conocido desde antígüo como bilocación, la facultad de estar presente en dos lugares a la vez y en el mismo tiempo. En la historia de algunos santos católicos, como San Francisco Javier, nos encontramos casos demostrativos.
Se desdobla aquel que sale su alma, o se proyecta, fuera del cuerpo (aunque sigue conectado a este) siempre en el mismo contexto de espacio-tiempo. Dicho de otra forma, el desdoblamiento se produce tanto en cuanto el sujeto sigue estando en su propio tiempo, si se desplaza fuera de ese contexto a otro espacio-tiempo ya estaríamos hablando de un viaje astral. Sirva de ejemplo para entenderlo mejor: cuando se produce el fenómeno de salida del alma del cuerpo, si se comprueba de que se sigue estando en la habitación donde comenzamos la experiencia, podemos afirmar que se ha producido un desdoblamiento, sin embargo, si nos vemos en la Roma de los césares de hace dos mil años es obvio que se trata de un viaje astral.
Para evitar futuras confusiones, y habiendo reconocido ya que el cuerpo astral sirve como vehículo y soporte para el alma, nos referiremos siempre al cuerpo astral. Los desplazamientos de este por el espacio traen en consecuencia el conocimiento de una nueva óptica del conjunto que nos rodea. No se debe confundir nunca el concepto de desdoblamiento con el de viaje psíquico, que es una forma de viaje telepático que tiene el individuo en trance profundo y que normalmente sirve para extraer visiones de lugares, personas y acontecimientos sin haber estado allí.
Tanto unos como otros experimentos no deben realizarlos aquellos que padezcan enfermedades del corazón de cualquier especie; tensión alta; cualquier seria afección de los nervios, sistema circulatorio o respiración. También aquellos que su estado emocional o psíquico lo desaconseje.


Proceso Técnico:
Las técnicas de autohipnosis suelen ser muy útiles para este tipo de experiencias, ahora, que si tenemos otros intereses se puede inducir a hipnosis a otro sujeto y probar con él . Ni decir tengo que quien no esté familiarizado con el mundo de la hipnosis procure realizar el experimento consigo mismo.
En primer lugar hemos de buscar el lugar donde realizar la experiencia. Para esto es recomendable, yo diría casi imprescindible, una ubicación tranquila y silenciosa, alejada del paso de personas que pudiesen interrumpir el ejercicio (cosa bastante fastidiada).
En segundo término, una vez logrado lo anterior, buscar una cama (o un colchón), algo donde podernos tumbar que no sea ni excesivamente blando ni duro. Aligerarnos de prendas que aprieten, mejor desnudos, y nada de llevar objetos metálicos encima tales como anillos, pendientes o colgantes. Ahora nos echamos tumbados mirando hacia arriba, de “supino”, posición recto espalda. Los brazos extendidos a los lados y las piernas hay que colocarlas juntas, no se han de cruzar los brazos ni las piernas.
Lo tercero es la respiración. Es fundamental que sea rítmica, es decir establecer un patrón de respiración que nos permita realizar la experiencia sin estar al tanto detalles tales como la forma de respirar. Se establece como bastante práctica la respiración en tres fases de llenado y vaciado. Explicado de la siguiente manera: (con los pulmones vacíos) llenar primeramente la cavidad inferior, es decir hinchar el estomago. A continuación la parte media, el pecho. Para terminar con el llenado de los pulmones en su parte superior, subiendo los hombros. Guardar ese aire algunos segundos; expirar lenta pero totalmente hasta sentir los pulmones vacíos y aguantar unos segundos. Hecho esto volver a inspirar como antes he indicado, lograr una continuidad y buscar que este acto sea más bien mecánico, de manera que no se deba prestar más atención en él. Es tan importante el modo se respirar que baste decir que con él aceleramos la circulación sanguínea, fundamental motivo para que el cuerpo astral vibre y tenga la oportunidad de desprenderse.
El cuarto paso es la autosugestión. Nos debemos relajar, “dejarnos llevar… más todavía, más, más…descansa, descansa; no te preocupes por nada, déjate llevar…relaaajate”. Algo así debemos pensar para relajarnos de nuestra tensión cotidiana; si nos concentramos en que “no debemos pensar en nada” será contraproducente, porque basta con pensar en ello para pensar que estamos pensando en ello, valga la redundancia. Pasados “X” minutos (cada uno tiene que tomarse su tiempo) es harto probable sentir un hormigueo en algunas zonas del cuerpo, que se va extendiendo ocupando el resto. Ahora fijemos nuestra atención al movimiento interno del cuerpo astral. El aura está irradiando energía, el cuerpo astral vibra como un diapasón; es el momento de la salida.
Quinto paso la proyección. Queremos salir y somos conscientes que ahora es el momento. Aumenta la sensación de que nuestro cuerpo pesa mucho, más, más todavía, mientras que por otra parte notamos cierta ingravidez que nos impulsa en dirección superior. Es buena técnica la de buscar sentir o notar que crecemos por los pies primero, para luego hacerlo por la cabeza. Parar. Volver a hacerlo. Parar. Ahora vamos a subir, subir, subir, … Según tengamos la autentica sensación de proyección se debe intentar girar astralmente sobre uno mismo para quedarnos mirando al cuerpo. A nuestro cuerpo.
Ya estamos fuera del cuerpo, es posible que notemos algunas presencias más aparte de la nuestra; es normal. No hay que sobresaltarse. Siempre que queramos podemos regresar al cuerpo sin esfuerzo ninguno, es más, cuando llevemos un tiempo ejercitando nuestras proyecciones veremos que es más dificil mantenerse lejos del cuerpo, que cualquier idea nos lleva a él.
Sensaciones Extracorpóreas
Voy a enumerar algunas de las sensaciones que por experiencia sé que se pueden presentar:
Algunos objetos que conocemos por nuestra experiencia sensorial cotidiana se vuelven fluidos, pastosos.
Visiones e ilusiones ópticas de todo tipo; vemos gente, bosques, nubes, construcciones…
Sensaciones de tipo olfativo. Olor a flores, rocío, aire puro, distintas fragancias y perfumes.
Impresiones táctiles de objetos y cosas totalmente imperceptibles para el sentido de la vista.
El sentimiento de conocer algunos lugares o personas, circunstancias y otros datos sin haberlos visto nunca, o sin tener conocimiento de su existencia.
Es recomendable llevar una especie de diario de abordo o libro de bitácora, y escribir en él nuestras experiencias extracorpóreas para ir depurando, y mejorando, día a día nuestros conocimientos.
Preparación para el Desdoblamiento:
Le sugerimos concentrarse sobre un cono o una figura donde coexista la concentración y la expansión.
Frente a un espejo:
Concéntrese sobre su imágen, sin cerrar los ojos, justo hasta que comience a vacilar, siéntese confortablemente frente a su imágen, y continue fijándola y repita candenciosamente su nombre; haciendo conciliar su Yo con la imágen aparecida.
El Ambiente:
La humedad, el ruido, la luz artificial y el frío son enemigos empedernidos del cuerpo sutil, por lo tanto debe escojer un ambiente confortable y si es posible cargado de energías positivas y benéficas. Se recomienda ubicar la cabezera de la cama hacia el norte.
La Vestimenta:
La vestimenta debe ser confortable y calurosa. Durante el desdoblamiento, la tensión y la temperatura del cuerpo tienen tendencia a bajar. Al desdoblarse, se tendrá más frío que en las condiciones normales. No se deben usar cinturones, zapatos, ni objetos metálicos. Evite si es posible las coberturas. Utilice textiles naturales como el lino, algodón, lana y colores relajantes como el blanco, azul o el violeta. Come una comida ligera y tome un baño de agua tibia con sal antes del desdoblamiento.
Características del personaje en el plano astral:
Cuando el individuo se desdobla, descubre un mundo nuevo donde no existen las leyes ni las perspectivas, donde podemos ver el interior y el exterior de las cosas, el recto y el verso, donde se puede penetrar en la oscuridad y donde los cuerpos muestran su estructura interna.
El aura, los colores, la energía vital que les anima, las formas son cambiantes fluidos. El individuo escucha los ruidos, las voces, los silbidos, la música, los infrasonidos y ultrasonidos que se les escapan por su naturaleza. Sus sensaciones táctiles son centuplicadas, totalmente interiorisadas. El toca los olores y es torpe porque está ligado sensorialmente por su cordón a la materia, a su primer mundo aún cuando esté alejado. Atento, lúcido y observador; pero desconectado, el conoce por primera vez la claridad espiritual y la velocidad del pensamiento; que el tendrá la tendencia a olvidar como todo lo demás; cuando regrese a la materia. Mientras tanto, el cuerpo físico queda en su estado de inmovilidad, frío y privado de sensaciones y de la conciencia que está transferida a los otros niveles.
ENSEÑANZAS GNÓSTICAS.


http://nodejardeleer.blogspot.com.ar/


SAIKU

No hay comentarios:

Publicar un comentario