Los siete principios herméticos.

es.slideshare.net/j
Los siguientes siete principios son considerados como los fundamentos de la filosofía hermética, de los alquimistas.

El Kybalion es un documento del siglo XIX que resume las enseñanzas del hermetismo. Su autoría se atribuye a un grupo anónimo de personas autodenominados Los Tres Iniciados, aunque las bases transmitidas en él se atribuyen a un alquimista místico y deidad de algunas logias ocultistas llamado Hermes Trismegisto, cuya existencia se estima en Egipto antes de la época de los faraones.


1. El principio de espiritualidad
“El Todo es espíritu, el universo es espiritual.”

El “Todo” es el espíritu, de por sí irreconocible e inexplicable, El universo y todo lo que contiene es una creación espiritual del “Todo”, es una analogía para que las personas vean que también pueden crear obras espirituales.

“El Todo crea en su espíritu infinito innumerables universos que perduran por los siglos de los siglos, y para el Todo la creación, el desarrollo, la decadencia y la muerte de millones de universos no son más que un simple parpadeo.”

2. El principio de correspondencia
“Así como es arriba, igual abajo; así como abajo, igual arriba.”

Este importante axioma lo encontramos de nuevo en el texto de la tabla esmeralda de Hermes Trismegisto. Un ejemplo de este principio sería la creación del universo por parte del “Todo” y de las obras espirituales en el arte y la ciencia por parte de las personas. La astrología y la teoría de los “decanos”, entre otras, se basan en este principio. ¿Y no son los propios experimentos, con su análisis de las partículas elementales para explicar el cosmos, una aplicación del principio de correspondencia?


3. El principio de vibración.
“Nada está en reposo, todo se mueve, todo está en vibración.”

Que todo vibre conlleva una interpretación de la vibración como una transformación cualitativa. Las diferencias que vemos son sólo los diferentes grados de vibración. La vibración del espíritu es tan infinitamente rápida que aparenta estar quieta. Y, por el contrario, las vibraciones de la materia son tan lentas que tambien parecen estar en reposo. El objetivo del trabajo hermético, de los alquimistas, es el aumento de la vibración. El oro tiene una vibración mayor que el mercurio, por lo que por un aumento de ella éste tendría que convertirse en oro. Según esta idea, las vibraciones de la música pueden provocar cambios de tipo material.

Además, en el artículo la ilusión de la materia, encontrareis más acerca de la vibración; la física cuántica nos revela que “todo vibra” puesto que los átomos de toda la materia se encuentran en vibración.

4. El principio de polaridad
“Todo es doble, todo tiene dos polos, todo tiene su pareja de contraste; igual y diferente son lo mismo; los contrarios son identicos en naturaleza, sólo se diferencian en el grado; los extremos se atraen: todas las verdades son solo medias verdades; todas las oposiciones pueden armonizarse mutuamente.”

Se refiere a los contrarios que se dejan describir por el grado de oposición. Sólo en tales contrarios se aplica el principio de polaridad, al que pertenecen amor-odio, claro-oscuro, paz-guerra, etc.

Masculino-femenino no pertenecen a este tipo de contrarios, sino al séptimo principio, al de género, diferenciado del de polaridad (al menos en el Kybalión).

Si el principio de polaridad está unido al de vibración, el polo positivo (amor, claridad, paz..) debe tener siempre una oscilación más alta. De ahí surge la intención ética de transformar lo malo (por ejemplo, el odio) en bueno (por ejemplo, el amor).

5. El principio del ritmo
“Todo entra y sale, todo tiene sus mareas. Todas las cosas suben y caen, la oscilación del péndulo se muestra en todo; el grado de impulso hacia la derecha es el mismo que hacia la izquierda; ritmo compensado.”

Según el principio de polaridad, existen siempre dos polos entre los cuales hay un ir y venir, una acción y una reacción. Ambos pertenecen a lo mismo. El día da paso a la noche, la bajamar y la pleamar siguen un ritmo. Un ejemplo muy próximo de este tipo de ritmo es el de la respiración humana. La inspiración lleva a la espiración y viveversa. El hermético intenta controlar este ritmo. Las técnicas de respiración siempre han tenido un importante papel en la meditación y la medicina, no sólo en el yoga o el tai chi, sino también en los sistemas occidentales. Mediante el control de la respiración estamos en situación de poder influir en una zona precisa de nuestro estado de ánimo. También mediante el canto se alcanza un control de la respiración, por eso los tonos solemnes del canto gregoriano tienen un efecto diferente al de un lied romántico.

6. El principio de causa y efecto
“Cada causa tiene su efecto; cada efecto tiene su causa; todo sucede regularmente. Casualidad es solo el noble de una ley desconocida. Existen muchos niveles de causalidad, pero nada se enfrenta a la ley.”

Según este principio, todo lo que sucede, sucede regularmente. No existe ninguna casualidad. No conocemos todos los límites y por eso creemos que una cosa es casual. Según Anatole France, “casualidad tal vez sea el pseudónimo de dios cuando no quiere dejar su firma”. La casualidad es mas bien la incapacidad del ser humano para reconocer todas las leyes. Respecto a la libre elección, que parece estar limitada por el principio de causa y efecto, ya no se puede seguir más adelante precisamente a causa de este punto.

Una interpretación estadística de la mecánica cuántica no satisface a muchos investigadores que buscan leyes no conocidas aún y plantean las más variadas conjeturas para eliminar la casualidad de la mecánica cuántica. Detrás de ello se oculta una antigua idea alquimista: el universo debe ser regular o no podría existir. A partir de la materia informe, la Prima Materia, se forma, según las leyes de la creación, el cosmos mediante transformación y estructuración. El hermético conoce esta ley y la puede utilizar.

Las personas están expuestas a las leyes, ya que no las conocen y por eso no las pueden utilizar. La Ilustración (s. XVII-XIX) fue un intento de saber más sobre los límites y utilizarlos para el progreso de la humanidad. Pero precisamente sustituyó causa y efecto por regla y probabilidad, y mediante la idea de la calculabilidad del mundo nos llevó hacia un mundo mecánico y hacia el concepto del ser humano como máquina (relativamente mal construida).

7.Principio de género
“El género está en todo, todo tiene principios masculino y femenino, el género se manifiesta a todos los niveles.”

En este mundo ningún desarrollo es posible sin la participación de ambos sexos. La procreación es solo un ejemplo de la actuación de los principios masculino y femenino. Estos dos principios están presentes en todo, una idea que ha sido de nuevo reconocida por el psicoanálisis. En el proceso de cada individuo, en su ser, se trata de que las dos partes, femenina y masculina, se acepten y se integren en la personalidad.

Al principio, según la tradición hermética sólo había un sexo. El Diós único, primigénio, posee en sí ambos sexos. El objetivo del trabajo del adepto es larecuperación de la unidad, también en la sexualidad. Por eso, es importante la aceptación y trabajo del lado femenino y masculino que cada uno de nosotros posee en su interior.

Según los siete principios herméticos, en ningún caso se puede establecer una subordinación. Estas son, según los alquimistas, las leyes que rigen el universo.


SAIKU

No hay comentarios:

Publicar un comentario