¿Naciste entre un signo del zodiaco y otro?


En primer lugar, el Sol sólo puede estar en un signo del zodiaco. No hay nadie que tenga dos signos diferentes, aunque haya nacido muy próximo al cambio entre uno y otro.
La razón de que encuentres distintas fechas publicadas (por ejemplo, en los periódicos) en las que comienza y finaliza cada signo es que suelen ir variando con los años.
Lo que no varía es el año, el mes, la hora y el lugar en los que tú naciste. En ese momento el Sol estaba situado en un signo concreto. Y ése es el tuyo.
Habrás visto que cuando tú naciste el Sol estaba situado en un signo del zodiaco. Pues bien, ése es el núcleo, el corazón, los cimientos sobre los que se construye todo lo demás.
Cuando naces muy próximo al siguiente signo, te influye su energía y puede que desarrolles algunas de sus características. 
En la frontera entre Aries y Tauro
(Fechas aproximadas: del 19 al 23 de abril)
Si luchas por un objetivo y naciste entre estos dos signos, esta combinación tiene bastante poderío.
Aries desborda energía, iniciativa y valor. Sabe lo que quiere y se lanza  para conseguirlo.
Lo que diferencia a este Aries “fronterizo” de otros compañeros Aries, es que este carnero es menos probable que deje tirado su objetivo para interesarse en uno nuevo. Tauro le puede dar la paciencia y la constancia necesarias para llegar hasta el final.
Y un Tauro influido por la cercanía de Aries, a su vez, puede “contaminarse” por las cualidades de Aries que hemos mencionado: el arrojo y el valor.
Un Aries-Tauro es prácticamente imparable cuando se fija un rumbo..Lp negativo, es que puede ser muy terco. 
Hay un plus de sensualidad que Tauro aporta a Aries. Y disfruta  en actividades en las que tenga contacto con la Naturaleza.
El Tauro con su poquito de Aries puede ganar en diligencia, en liderazgo, en espontaneidad… Y quizás tenga momentos locos e impulsivos que los Tauro entrados en fecha miren con asombro.

En la frontera entre Tauro y Géminis

(Fechas aproximadas: del 19 al 23 de mayo)
Aquí tenemos a un Tauro fuerte y perseverante, que a su vez es divertido, imaginativo y un gran orador. ¿Te imaginas la locuacidad de Géminis unida a la sensualidad con la que Tauro se expresa?
O tenemos a un Géminis inteligente y adaptable, que resiste como una roca los embates del infortunio; un Géminis que gana en estabilidad con la cercanía del toro del zodiaco.
La combinación Tauro-Géminis puede ser muy virtuosa, pero dada a los excesos: Tauro no tiene bastante, si hablamos de placeres físicos. Y ese mismo énfasis (o más) le echa a su trabajo. En cuanto a Géminis, ya sabemos de su hambre de estimulación mental.

En la frontera entre Géminis y Cáncer

(Fechas aproximadas: del 19 al 23 de junio)
Lo que más destaca del Géminis-casi-Cáncer (o viceversa) es su conexión con la gente, la generosidad y la protección de los suyos.
Esta combinación es apreciada, especialmente, por quienes están a tu alrededor. Imagínate que se unen la facilidad para relacionarse de Géminis, su desparpajo y curiosidad natural, con la sensibilidad de Cáncer.
No es de extrañar que la gente busque la compañía de esa persona tan cálida, siempre dispuesta a entender y a ayudar a los suyos.
¿El probable punto negativo? Los acentuados cambios de humor.
La suerte es que, al interesarse tanto por los demás, sale pronto de sus neuras. 

En la frontera entre Cáncer y Leo

(Fechas aproximadas: del 19 al 23 de julio)
 Entre la sensibilidad de Cáncer y lo que a Leo le gusta expresar grandiosamente sus emociones, el éxito para cinee o teatro está asegurado.
Abajo del escenario, es probable que el Cáncer-Leo induzca a la confusión a quienes le rodean. Unas veces, tímido y meditabundo; otras, explosivo y extrovertido. Pero, pese a ello, suele tener muchos amigos.
Es probable que muestre una sensibilidad especial ante las necesidades de los suyos. Y que se dejen ver las capacidades organizativas de Cáncer, así como el liderazgo y el valor de Leo. Eso sería lo ideal.
Aunque también puede ocurrir que el Cáncer-Leo vuelque su intuición y su pasión desbordada en objetivos ilusorios, poco prácticos, para darse la torta de su vida y, a continuación, armar el dramón padre que tanto parece gozar.

En la frontera entre Leo y Virgo

(Fechas aproximadas: del 19 al 23 de agosto)
¿Cómo es un Leo-Virgo? Si Leo influye con su creatividad y su liderazgo, mientras Virgo pone la lógica y la capacidad organizativa, estamos ante un individuo con muchas posibilidades  para triunfar en lo que emprenda. Es ambicioso.
Pero...la generosidad de Leo y el interés por ayudar a otros del vecino Virgo, se aúnan para formar una de las combinaciones más solidarias y desprendidas del zodiaco.
El Leo-Virgo inspira a la gente, además, por el entusiasmo que plasma en lo que hace y por su forma de ser tan  sociable. Aunque su extroversión no es tan marcada.
A ratos prevalece su necesidad de quedarse consigo mismo. Y, en determinadas ocasiones, parece un poco retraído hasta que entra en situación.
Suele ser detallista con sus parejas, a quienes procura con esmero como haría Virgo. Tiene  tendencia a los celos.

En la frontera entre Virgo y Libra

(Fechas aproximadas: del 19 al 23 de septiembre)
La mezcla de características de Virgo y Libra tiene ventajas.
En los negocios. La lógica y la capacidad para resolver problemas propias de Virgo, junto con la habilidad diplomática y la iniciativa de Libra abren muchas puertas.
Además de a ellos, se las abren a las personas que les rodean, ya que los que están en esta frontera suelen inclinarse a mejorar no sólo sus vidas, sino también las de aquéllos que tienen cerca.
Una mente brillante, una eficiencia, una ética que se hace más sólida con los años, una búsqueda de la equidad, una apertura al diálogo y a la conciliación, un temperamento pacífico… y, coronando todo eso, la modestia.
El Virgo con retazos de Libra (o viceversa) suele ser muy apreciado por sus seres cercanos y por los meros conocidos, quienes lo encuentran muy accesible y además  interesante, dada su estimulante conversación (otra de sus virtudes).
La mayor desventaja se centra en la toma de decisiones. A Libra, que busca el equilibrio y la armonía, le lleva tiempo decidirse. Si a ello se le suma la mente Virgo, tan dada a fijarse en detalles que a los demás les pasan por alto, la dificultad para elegir una postura aumenta.
Por lo demás, es una mezcla virtuosísima y muy apreciada para quienes nos relacionamos con ellos.

En la frontera entre Libra y Escorpio

(Fechas aproximadas: del 19 al 23 de octubre)
Esta es una combinación peligrosamente atractiva. Estamos ante una persona con encanto, que se desenvuelve muy bien en situaciones sociales y analiza como nadie al entorno y a quien tiene delante.
Gracias a la exploración intelectual de Libra y a la emocional de Escorpio, cala enseguida a la persona que tiene delante. Y, claro, el conocimiento que obtiene lo puede usar para bien… o para mal.
Cuenta con un alto potencial para manipular a los demás sin que éstos se lo huelan. Una capacidad que, dado el caso, puede utilizar para conseguir sus propósitos, ya sean buenos… o perversos.
Otro punto peligroso es su testarudez. La influencia de Libra y la determinación de Escorpio es una receta para luchar contra viento y marea hasta conseguir lo que quiere, sin detenerse por imposible que pueda parecer la misión.
Sea por el despliegue de energía que exhibe en esos objetivos importantes,  da bastantes muestras de pereza y autoindulgencia a la hora de hacer lo que no le apetece.
De puertas afuera, el Libra-Escorpio es previsible que exhiba un carácter tranquilo y templado, que poco tenga que ver con lo que le bulle por dentro.
Y, cómo no, hay que recalcar lo subyugante que puede ser como pareja, si le añadimos gotitas del romanticismo y la devoción de Libra, nos sale un espécimen al que es muy difícil resistirse.

En la frontera entre Escorpio y Sagitario

(Fechas aproximadas: del 19 al 23 de noviembre)
Vaya combinación potente. Cualquiera detiene a Escorpio y a ver quién se atreve con Sagitario… Estamos ante un rebelde, que hace sus propias normas y que conseguirá lo que quiere, se oponga quien se oponga.
El Escorpio-Sagitario defiende su libertad de pensamiento y de acción. Se compromete firmemente con sus objetivos, aunque a veces le cueste decidir cuáles van a ser.
Su natural inquietud por aprender hace que continuamente esté descubriendo nuevos horizontes y formas de proceder alternativas.
Pero una vez decidido,  difícilmente  abandona hasta lograr el éxito. Si bien no destaca su sentido práctico, lo suple con pasión y acción .
Impaciente y gruñón, cuando las cosas no funcionan como deben. Amante del conflicto y de arrollar cuando debate, por su manera cruda de decir lo que piensa. En esos momentos, el Escorpio-Sagitario puede provocar el llanto.
Si bien, la misma facilidad que tiene para hacer llorar, la tiene para hacer reír .
Suele poseer un don innato para la comedia. La manera de relatar sus peripecias vitales, de extraer conclusiones disparatadas o de fusilar con su sarcasmo “matan”, pero de la risa.
También es reseñable su generosidad para con los suyos. La muestra de sobra en las relaciones de pareja. Su amor es entregado, intenso y leal. Posesivo, también. Así que cuidado con jugarle sucio.

En la frontera entre Sagitario y Capricornio

(Fechas aproximadas: del 19 al 23 de diciembre)
Es afortunado quien combine el valor y el optimismo de Sagitario con la determinación, la disciplina y el sentido práctico de Capricornio. Seguramente llegará muy lejos en la vida.
Estamos ante un líder adaptable, de mente abierta y poco propenso a hacer enemigos, salvo cuando tiene un objetivo y hay alguien que le impide seguir su camino. En ese caso, que se prepare para ser arrollado.
El Sagitario-Capricornio está dispuesto a hacer lo que quiere y a trabajar duro en cada uno de sus proyectos. Aúna libertad y responsabilidad.
En su vida personal (y amorosa) suele mostrarse festivo, sociable y aparentemente impulsivo. Da la impresión de ser alocado en alguna de sus decisiones.
Pero, en realidad, estamos ante una personita responsable con lo que le importa, que medita sus movimientos y es más bien conservadora. 

En la frontera entre Capricornio y Acuario

(Fechas aproximadas: del 19 al 23 de enero)
He aquí otra combinación a la que se le augura éxito en sus proyectos. Mezcla innovación (por parte de Acuario) y trabajo paciente (de parte de Capricornio).
El Capricornio-Acuario tiene confianza en sí mismo. Suele ser ambicioso, disciplinado y comprometido  con lo suyo. 
Le encanta compartir con los demás su punto de vista, a menudo excéntrico o poco convencional. Escucha y respeta las opiniones de otros. Pero es poco probable que eso le haga cambiar las suyas.
Le importa la gente. Suele llevarse bien con los demás. Adora a sus amigos, que son importantísimos para él/ella. Y, a la vez, es reservado, prudente y bastante independiente.
Su personalidad es chocante para quienes prefieren a personas más previsibles. Quizás, el Acuario-Capricornio despierte pocas simpatías entre ellos. A él/ella sólo le caen mal un tipo de individuos: los que no saben lo que quieren en la vida.

En la frontera entre Acuario y Piscis

(Fechas aproximadas: del 19 al 23 de febrero)
El Acuario-Piscis suele ser sociable, empático, intuitivo y solidario; una mano amiga dispuesta a ayudarles a los demás a encontrar su camino.
Eso sí, a ratos se satura de tanto contacto social y se repliega en su propio mundo para desconectar. Algo que también puede hacer cuando arrecian los conflictos o cuando es tratado de forma desconsiderada por los demás.
Tiene inquietudes intelectuales. Es sensible y creativo. De su cabeza salen buenas ideas a millares. Si bien, su fuerte no es concretarlas en un plan práctico. Y, mucho menos, seguir dicho plan a rajatabla.
Se escapa cuando las dificultades lo saturan, así como hace cuando la gente se pone pesada o antipática.
Se hace querer. con susensibilidad y con ese romanticismo de artista. Que de vez en cuando desaparezca, es más que perdonable.

En la frontera entre Piscis y Aries

(Fechas aproximadas: del 19 al 23 de marzo)
La mezcla puede observarse en un visionario, sensible y empático, que se mueve hacia lo que quiere con decisión e influye a otros para que lo acompañen en el camino.
Quizás, impaciente  con quienes le llevan la contraria. Si le gana la vena Aries, será propenso a prescindir de la diplomacia y a soltar quién sabe qué perlitas por su boca. Pero la gente lo entenderá, porque se verá que es buena gente.
Buena persona y, presumiblemente, muy talentoso en las artes. En caso de que elija una carrera relacionada con la música, por ejemplo, además de creativo, es previsible que sea competitivo.
El Piscis-Aries suele progresar enseguida. Y, si se da de bruces con la realidad en alguno de sus proyectos, de lamenta bastante, pero se adapta rápidamente a la situación.
 A veces,  se cansa de lo que tiene entre manos y se embarca en una nueva aventura.
En definitiva, se amalgaman la sensibilidad, la energía, el empuje, la empatía, la compasión y el entusiasmo,

http://nodejardeleer.blogspot.com.ar/


SAIKU

No hay comentarios:

Publicar un comentario