6 tipos de relaciones

Existen 6 tipos de relaciones




Analiza tu relación y piensa con cuál te identificas.
1. Crecimiento mutuo.
Cuando dos personas están involucradas seriamente en una relación, empiezan a ayudarse a crecer mutuamente. Tanto en el plano espiritual como emocional. El crecimiento emocional es una parte muy importante de nuestro crecimiento personal, y este tipo de relación ayuda a alcanzar el objetivo: llegar a una madurez emocional. Ambas personas se hacen fuertes y se motivan entre sí. Si es tu caso, eres una persona muy feliz. Es fundamental que intentes mantener esta relación lo más que puedas.
2. Amor en silencio.
“Entender con una mirada“ es la descripción perfecta de este tipo de relación. Las personas se entienden tan bien que pueden pasar el tiempo en silencio disfrutando de su compañía. Alcanzar una relación de este tipo no es una tarea sencilla, requiere mucho tiempo y esfuerzo. Imagina que estás con tu segunda media naranja cenando, simplemente están ahí, no conversan. ¿Te sentirías incómodo? Si tu respuesta es ”no“, te felicitamos, estás en una relación emocionalmente estable.
3. Relación por interés.
Este tipo de relación no es buena ni mala. Sólo sirve para alcanzar cierto objetivo. Por ejemplo, en tu carrera o en la política. Ambos (o en el peor de los casos sólo una persona) se dan cuenta de que en realidad no planean estar en esta relación después de alcanzar determinado objetivo. Esta relación se termina tan pronto cada quien recibe lo deseado.
4. Experimento.
Es un tipo de relación muy egoista, cuando una persona quiere cambiar a la otra. Por ejemplo, mi ex novia quería convertirme en alguien que yo no quería ser. Salía conmigo sólo para comprobar si podía lograrlo o no. Se puede decir que quería “moldear” una pareja para ella misma. En el 98% de los casos estas relaciones están condenadas.
5. Relaciones interminables.
Es uno de los peores tipos de relación. Se tenía que terminar hace tiempo pero las personas siguen con este tormento. Por lo general, esto sucede cuando las personas se separan en malos términos y dentro de un tiempo empiezan a salir otra vez. El dolor y el resentimiento después de la primera separación son demasiado notables para que todo sea como antes. Sin embargo, procuran darle un segundo aliento al amor. Saben que no son el uno para el otro, se pelean más de lo que se quieren, siempre están infelices, sin embargo siguen aferrándose a esa relación. Al final de cuentas, todo se acaba, pero para que se den cuenta de eso tienen que pasar por un periodo largo e inútil de intentos de restablecer la relación. Si estás atascado en una situación así, es mejor que tomes una decisión drástica de una vez por todas.

6. Competencia eterna.

Este tipo de relación no resultará en nada bueno. Cuando dos personas se enamoran, hacen todo lo posible para ayudarse mutuamente a crecer en todos los sentidos. En una relación de competencia ambas personas compiten entre sí y a veces llegan al límite. Por ejemplo, mi amigo estaba casado y su relación era de este tipo. Su esposa y él competían tanto en el trabajo como en los asuntos domésticos, al final empezaron a verse no sólo como rivales sino como enemigos. Si estás en una competencia de este tipo, hazte el favor y ahórrate los nervios, libérate.
Fuenterelrules
PortadaKatya Kvasnikov

Traducción y adaptación: Genial.guru
6 tipos de relaciones

http://nodejardeleer.blogspot.com.ar/



Saiku

No hay comentarios:

Publicar un comentario