CRISTALES PARA MEDITAR









Kuncita: piedra de vibración extremadamente alta. Induce un estado meditativo profundo y centrado, y es beneficiosa para aquellos a los que la meditación les parece un reto. La kuncita tiene la capacidad de mantener centrada a la persona incluso en medio de la multitud. Disuelve las resistencias y hace que establezcamos un compromiso entre las necesidades propias y ajenas, y estimula la actuación a partir de la crícia constructiva.
Aguamarina: muy adecuada para meditar, ya que protege el aura, invoca estados elevados de conciencia y anima a servir a la humanidad. Retirando los pensamientos ajenos, la aguamarina filtra la información que llega al cerebro y clarifica la percepción. Ayuda a conseguir calma e inspiración espiritual.
Crisocola: excelente limpiadora aúrica y una poderosa conductora de energía, que resulta útil en la meditación y la comunicación. Aceptando con serenidad las situaciones que cambian constantemente, te ayuda a permanecer imparcial y a decir la verdad. Favorece la comunicación y, sin embargo, ayuda a mentenerse callado cuando es apropiado, sintonizándote con las líneas telúricas.


Azurita: esta piedra ha sido usada desde hace mucho tiempo para dirigir el desarrollo psíquico e incrementar los poderes metafísicos, especialmente cuando se coloca sobre el tercer ojo. Era una de las piedras favoritas en el Antiguo Egipto, pues eleva la conciencia hasta los niveles más altos, facilitando los estados de meditación y canalización, impulsa el alma hacia la iluminación y controla el desarrollo espiritual. La azurita puede producir una profunda reprogramación celular multidimensional. Excelente para la mente y los estados mentales, pues cuestiona tu visión de la realidad y te libera de los sistemas de creencias para que puedas avanzar hacia lo desconocido.
Calcita azul: aquieta la cháchara mental y produce claridad. Excelente para iniciar el crecimiento espiritual y para la relajación, pues alivia los nervios y disipa la ansiedad. Liberando las emociones negativas, ayuda a clarificar la comunicación de pensamientoss y sentimientos, especialmente cuando hay disensión , y facilita la adaptación al cambio necesario.
Cianita: excelente para la sintonización y la meditación, siendo una poderosa transmisora y amplificadora de las energías de alta frecuencia; no necesita limpieza. Este cristal conecta con los guías, genera compasión y facilita la maduración espiritual.
Lapislázuli: es una piedra de alta vibración que  potencia el trabajo con los sueños y las capacidades metafísicas. Armoniza cuerpo, emociones, mente y espíritu, aporta un profundo autoconocimiento y promueve la curación celular multidimensional.
Sodalita: uniendo la lógica con la intuición, la sodalita abre la percepción espiritual y trae  la mente superior al mundo físico. Estimula las glándulas pineal y pituitaria, armonizando el tercer ojo y profundiza la meditación.



Amatista: abre la conciencia multidimensional, potencia las capacidades metafísicas y es excelente para la meditación y adivinación. Benéfica para la mente, puesto que calma o estimula según sea apropiado, ayudando a sentirse más enfocado, a asimilar nuevas ideas y a conectar causa y efecto. Potencia la memoria y mejora la motivación.
Goethita: facilita la clariaudiencia y potencia la radiestesia, sintonizando con la nota de la Tierra. Incrementando los poderes adivinatorios, la goethita te muestra tu futuro cuando favorece el camino de tu alma. Al meditar, con goethita te sientes suspendido en un punto silencioso de no-hacer.
Pietersita: esta piedra te recuerda que eres un ser espiritual haciendo un recorrido humano y puede usarse durante la búsqueda de la visión o el viaje chamánico. Durante la meditación en movimiento y el tai-chi permite acceder rápidamente a un estado de conciencia elevado. Te libera de los votos y promesas realizados en otras vidas que has traído contigo al presente.
Apofilita: portadora de los registros akáshicos, la apofilita mantiene conexión con el cuerpo físico durante el viaje astral, anclando el alma en la encarnación. Libera los bloqueos mentales y los patrones de pensamientos negativos, imbuyendo el análisis de amor universal pra que la mente se sintonice con el espíritu. Útil para sanar el espíritu y es perfecta para el reiki. Es uno de los minerales del chakra corona; aumenta la vibración de la mente y permite que las cualidades del hemisferior derecho del cerebro se expandan permitiéndonos sintonizar, visualizar y canalizar información de las realidades paralelas.
Selenita: piedra de alta vibración. Esta vibración es muy fina e induce claridad mental y da acceso a la conciencia angélica.



http://nodejardeleer.blogspot.com.ar/CRISTALES PARA MEDITAR

No hay comentarios:

Publicar un comentario