Los cinco elementos de todo buen hogar


Nos gusta que nuestro entorno no sea ni demasiado frío ni demasiado
caliente, ni oscuro ni claro, ni pequeño ni grande, sino sencillamente
correcto. Preferimos el equilibrio entre los dos extremos denominados
yin y yang. El Feng Shui dice que cuanto más extremo sea el diseño de
nuestra casa, más incómodos nos sentiremos. La mayoría de las
personas es más feliz y está más a gusto en una equilibrada mezcla de
rasgos yin y rasgos yang en su entorno.
Cada habitación de tu casa necesita un tratamiento individual. Cuando
el yin y el yang están equilibrados, todas las habitaciones te resultan
cómodas y bonitas, un paraíso personal que
nutre y protege tu salud, felicidad y
prosperidad.
Detente un momento a observar la
habitación en la que te encuentras ahora.
Utilizando la tabla que viene a continuación,
haz una lista de los rasgos yin y los yang, y
define cuál predomina. Considera si
añadirías cosas o quitarías algo para
resaltar el equilibrio entre el yin y el yang.

TABLA DE CARACTERÍSTICAS
 YIN
Oscuro
pequeño
decorado
horizontal
curvado
redondeado
suave
bajo
fresco
frío
floral
tierra
luna
femenino

TABLA DE CARACTERÍSTICAS
YAN
brillante
grande
liso
vertical
recto
angular
duro
alto
templado
caliente
geométrico
cielo
sol
masculino


En el Feng Shui, los elementos madera, fuego, tierra, metal y agua
se consideran los bloques básicos de toda la materia existente en
nuestro planeta. Según el Feng Shui, los seres humanos estamos
constituidos por los cinco elementos y, por lo tanto, nos sentimos mejor
cuando también se encuentran en casa.
Aunque muchas personas perciben cuando hay un
exceso o una carencia de algún elemento, normalmente
no saben cómo arreglarlo. ¿Qué color iría bien aquí,
rojo o azul? ¿La mesa ha de ser redonda o
rectangular? ¿Qué queda mejor, un espejo o un objeto
decorativo? La respuesta a este tipo de preguntas es
sencilla cuando sabemos leer los elementos, lo que hace de ellos una de
las herramientas más misteriosas del Feng Shui. Aprende a reconocer y
a combinar los cinco elementos y podrás ver exactamente lo que
necesita cada habitación para estar perfectamente armonizada.
Para determinar el equilibrio general de una habitación, utiliza las
siguientes listas de asociaciones relacionadas con los cinco elementos.
Haz una lectura general de cada habitación y anota si hay elementos
que predominan, que apenas están presentes o que no existen.

Elemento madera

Energéticamente fomenta la intuición, la creatividad, la flexibilidad y la
expansión. Este elemento se encuentra en:
* los muebles de madera, paneles y accesorios
* todas las plantas y flores, incluso de seda, plástico y secas
* los paños de algodón y las fibras como el rayón
* las tapicerías, el papel de pared, las cortinas y la ropa de cama con
estampado de flores
* cuadros o carteles de paisajes, jardines, plantas y flores
* columnas, pilares, pedestales y postes
* el papel
* las rayas
* los tonos azules y verde.

Elemento fuego

Éste activa las cualidades de liderazgo y enciende relaciones
emocionales saludables entre las personas. Este elemento se encuentra
en:

* la iluminación, incluida la eléctrica, con aceite,
velas, chimeneas y la luz natural del sol
* artículos hechos de animales, como pieles,
cuero, huesos, plumas, seda y lana
* los animales de compañía y los salvajes
* cuadros de personas o animales
* cuadros de amaneceres, fuego u otro tipo de iluminación
* triángulos, pirámides y formas cónicas
* tonos rojos, incluidos el rosa, el naranja, el magenta y el castaño

Elemento tierra

Potencia la fuerza física, la sensualidad, el orden, el sentido práctico y
la estabilidad. Este elemento se encuentra en:
* el adobe, los ladrillos y las tejas
* cerámicas y objetos hechos de arcilla
* formas cuadradas y rectangulares
* cuadros de paisajes, como desiertos o campos de cultivo
* tonos amarillos y ocres

Elemento metal

Mejora la agudeza mental y la independencia, y fortalece la
concentración, incluso en los momentos de estrés. Este elemento se
encuentra en:
* todos los metales, incluidos el acero inoxidable, el cobre, el latón, el
hierro, la plata, el aluminio y el oro
* el cemento, las rocas y las piedras, incluidos el mármol, el granito y
las losas
* cristales y piedras preciosas
* cuadros y esculturas hechas de metal o piedra
* formas circulares, ovales y arqueadas
* color blanco y tonos pastel claros
Elemento agua

Favorece la espiritualidad, la inspiración, la relajación y la capacidad de
fluir. Este elemento se encuentra en:
* ríos, estanques, fuentes artificiales y lugares de cualquier tipo donde
haya agua
* superficies reflectantes, como cristal tallado, vidrio y espejos
* formas fluidas, amorfas y asimétricas
* cuadros donde haya agua
* el color negro y todos los tonos oscuros, como el gris carbón y el azul
Marino

Combinaciones artísticas

A medida que vayas aprendiendo a identificar los cinco elementos,
observarás que hay muchas cosas que combinan varios de ellos o todos
a la vez.
Los acuarios, tradicionalmente muy apreciados en el Feng Shui por sus
cualidades para activar el chi, reúnen todos los elementos en una
armoniosa combinación. El agua y el recipiente de vidrio representan el
elemento agua; las plantas simbolizan el elemento madera; los peces, el
elemento fuego; la arena representa el elemento tierra; y las rocas, el
elemento metal.

Es posible decorar cualquier habitación con los cinco elementos; pueden
ser de cualquier tamaño que resulte apropiado para el espacio. Es una
buena idea realizar una disposición básica de objetos en zonas que
necesiten energía, como el garaje, un dormitorio extra o el sótano. Esta
acción positiva marca el inicio del cambio y potencia el chi.

Aprende a manejar los ciclos

Generación. Cuando introduces los cinco elementos
en una habitación, estás conectando con el ciclo de
generación en el que cada elemento nutre y sustenta
al otro en perfecta armonía. El agua nutre a la
madera; la madera alimenta al fuego; el fuego
produce la tierra; la tierra crea el metal, y el metal
retiene el agua. Cuando en un lugar están presentes los cinco
elementos, se consigue un equilibrio natural.
Control. En este ciclo, los elementos se dominan y controlan entre sí: la
madera consume a la tierra; la tierra estanca el agua; el agua apaga el
fuego; el fuego funde el metal, y el metal corta la madera. Este ciclo es
muy útil cuando estamos buscando el equilibrio en casa. Si domina un
elemento, el ciclo de control nos mostrará al que puede equilibrar
rápidamente el chi. Una vez que hemos equilibrado el elemento
dominante con el elemento que lo controla, podemos volver al ciclo de
generación y refinar nuestro trabajo básico.
Los extremos elementales abundan en nuestra arquitectura y
habitaciones. Los motivos monocromáticos y la repetición constante de
una forma son dos de las cosas que se suelen ver en las casas
occidentales. Aunque percibamos el efecto como espectacular o
moderno, la gente no se sentirá cómoda pues, en esencia, domina un
elemento mientras que otros no están presentes. Recuerda que tu meta

final es reunir armoniosamente los cinco elementos en cada habitación.
Vale la pena observar la diferencia cuando percibimos que una
habitación resulta confortable.

Referencias rápidas para trabajar con el ciclo de control

Cuando el elemento dominante es la madera:
* introduce el elemento metal para controlarla
* refuérzala con la tierra y el fuego
* compensa con toques de agua
Cuando el elemento dominante es el fuego:
* introduce el elemento agua para controlarlo
* refuérzalo con el metal y la tierra
* compensa con toques de madera
Cuando el elemento dominante es la tierra:
* introduce el elemento madera para controlarla
* refuérzala con el agua y el metal
* compensa con toques de fuego
Cuando el elemento dominante es el metal:
* introduce el fuego para controlarlo
* refuérzalo con madera y agua
* compensa con toques de tierra
Cuando el elemento dominante es el agua:
* introduce el elemento tierra para controlarla
* refuérzala con el fuego y la madera
* compensa con toques de metal

Aprovecha las superficies de tu cocina

Puesto que la cocina se relaciona con el elemento madera, puedes
adornarla fácilmente con hortalizas y frutas, como boles de frutas
frescas, bandejas con frutos secos y panes, ristras de ajos, tarros de
hierbas, cestas con verduras frescas y jarrones con flores.
Revisa la superficie de trabajo de tu cocina.
Además del correo y otros artículos migratorios
que se van acumulando (desde juguetes y
zapatos, hasta maletas y revistas), busca todos
los pequeños utensilios que desordenan la zona.
Superficies con objetos, sí; objetos sin
superficies, no. Recuerda que el orden propicia
armonía.
Reivindica tus superficies de trabajo en la cocina para los
electrodomésticos, utensilios y comida que utilizas diariamente... y
retira todo lo demás. El lema es: "úsalo a diario o guárdalo". Cuando
limpias de "intrusos" las superficies de trabajo, renuevas y das
vitalidad a toda la cocina y dejas mucho espacio para divertirte
haciendo comidas creativas.
En el Feng Shui, la comida se asocia a la salud y la riqueza. Cuando
disfrutamos de una situación próspera podemos comprar los alimentos
de mejor calidad y más nutritivos, lo cual refuerza otra de nuestras
mayores riquezas: la buena salud.
Dado que la comida simboliza el puente entre la salud y la prosperidad,
se ha de dedicar especial atención al lugar donde se cocina. Mantén

limpia la encimera (mesada) y usa regularmente todos los quemadores,
que representan la circulación abundante de riqueza en tu vida.
Si cuando cocinas quedas de espaldas a la puerta, coloca un espejo o
algún otro objeto reflectante (una bandeja de metal brillante o una
barra metálica para colgar utensilios) detrás o al lado de la encimera.
Esto abre el espacio y a quien cocina le permite ver lo que tiene detrás.
La encimera está relacionada con el elemento fuego, mientras que el
fregadero y los espejos se asocian al agua. Recuerda que en el ciclo de
control de los cinco elementos, el agua apaga el fuego. Si tu encimera
está situada al lado del fregadero, coloca cerca un símbolo
perteneciente al elemento madera, para activar el ciclo de generación
de los cinco elementos y equilibrar la relación entre el agua y el fuego.
Hay muchos objetos que pueden representar a la madera: cucharas,
boles y tablas para picar, así como fruta fresca, flores y plantas.

Iluminación armoniosa

Para cocinar y preparar la comida es necesario contar con una buena
iluminación, pero mejor que no sea fluorescente. Aunque sea económica
y de mucha luz, al ser de color blanco gélido hace que la gente se vea
fantasmagórica o incluso cadavérica. Tu cocina será mucho más
agradable si sustituyes los fluorescentes por luces incandescentes o
halógenas.
Próximamente publicaremos en esta misma sección el mapa bagua. Con
él puedes revisar la situación de tu cocina; si se encuentra en una zona
donde quieres mover la energía, sé creativa. Por ejemplo, si tu cocina
está en la zona del amor y el matrimonio, puedes realzarla con un
cuadro que represente un par de objetos, como el de la figura de las
peras que, al ser frutas, además refuerzan el elemento madera al que
pertenece la cocina. Haz trabajar tu imaginación y escoge el artículo de
cocina correcto para realzar la zona bagua donde se encuentre tu
cocina.


del libro :Feng Shui o el arte de vivir

Saiku

http://nodejardeleer.blogspot.com.arLos cinco elementos de todo buen hogar

No hay comentarios:

Publicar un comentario