FENG SHUI. LIMPIEZA DEL HOGAR






Será necesario realizar una limpieza energética del espacio si:

-está a punto de mudarse a una casa anteriormente habitada por otras
personas o acaba de hacerlo.
-una persona ha fallecido en su casa.
-alguien ha convalecido de una larga enfermedad.
-siente que su casa le aplasta, le colapsa o le deprime.
-tiene la sensación de que nada más entrar en casa se le encienden malos
sentimientos, llanto, ira o accesos de violencia.
-se siente nervioso, inquieto, duerme mal y hasta le falta el aire


-Si vive cerca del mar o del bosque la casa se llenará de beneficiosos iones
negativos cada vez que abra las ventanas de par en par. Si no es así, puede
imitar tímidamente a la naturaleza utilizando en su hogar un generador de
iones o una fuente agua en cascada (con movimiento).

-Llene la atmósfera de aromas purificadores o protectores a través del
incienso. Bastará que lo haga de vez en cuando. Si sufre algún problema de
salud, en las herboristerías le indicarán qué aceite de aromaterapia puede
favorecerle.

-Abrir las ventanas todos los días, como mínimo unos minutos
preferiblemente a primera hora de la mañana, cuando la luz del sol es más
beneficiosa. Acuérdese de tener bien limpios los cristales para que la luz siga

entrando a raudales aun cuando las ventanas estén cerradas.

-Una vez al año, preferiblemente dos semanas antes del equinoccio de
primavera, realizar una limpieza a fondo de la casa, teniendo en cuenta el
interior (y el techo) de los armarios, los cajones, el papeleo pendiente, un
repaso detallado a todos los objetos que nos rodean para deshacernos de lo
inservible, ropa de cama, alfombras, cortinas, ventanas, puertas, zócalos,
paredes, lámparas… y hacerlo mentalizando nuestra intención de limpiar lo
físico y también lo espiritual.

Renueve la energía de su hogar de Amy Michelena



No hay comentarios:

Publicar un comentario