EL PODER MAGNÉTICO DE LA MIRADA




Los doctores Kajinski y Durov se hicieron famosos en Rusia, por sus experimentos relativos a la mirada y la telepatía. Dieron pruebas de como la mirada humana era capaz de paralizar al animal más feroz y establecieron la idea de que los bastoncillos de la retina del ojo, pueden actuar como diminutas antenas de radio, que envían señales telepáticas, y que existe un rayo emitido por el ojo, de 8 centésimas de milímetro de longitud de onda, en el límite de las ondas hertzianas y del infrarrojo.
Años antes tanto Lazarov como Tourouguine habían descubierto que la acción de este rayo se detenía cuando se interponía entre el emisor y el receptor una trama metálica, y por lo tanto dicho rayo pertenecía a las ondas electro magnéticas llamadas ondas milimétricas.
Cada mirada es única y los parámetros que la definen son numerosos: intensidad, brillo, movimiento, profundidad..


Distintas clases de miradas:

Alucinada:  mirada fija, carente de dirección, se la denomina “mirada de los locos”, y si es permanente es señal de desequilibrio psíquico. Se la observa en psicópatas o en personas drogadas,
Apagada:  signo de astenia psíquica. En los niños refleja sufrimiento por estrés escolar, perturbaciones afectivas o mala salud. Cuando es vidriosa es ya una alerta a tener en cuenta.También se observa en personas asociales o equizofrénicos, paranoicos, epilépticos. La encontramos también en personas con algún grado de perversión, especialmente en aquellos faltos de valores humanos.
Apasionada: poderosa y penetrante se la halla en personas con cierto grado de heroísmo, orientada hacia ideales activos. Puede ser también comunicativa, cálida. Si es constante rígida y estereotipada es propia de personas insaciables o vengativas…de fanáticos, extremistas.
Armónica: transmite calor, bondad, empatía, pureza de corazón, discresión y amor incondicional
Atenta: ojos brillantes y fijos, se observa en gente apasionada, voluntariosa, trabajadora y ambiciosa. Si es constante denota una patología nerviosa u obsesiva.
Átona: sin brillo y de párpados flácidos, expresión vaga y perdida. Inclinación al sentimentalismo, el ensueño, la melancolía. Es la mirada propia de los artistas acompañada de ojos hinchados y también  de los científicos. La hinchazón muestra receptividad, alejamiento del mundo, y también debilidad, tristeza y retención de líquidos y mal drenaje linfático.
Bizca: puede ser señal de fatiga nerviosa pasajera, se da entre artistas y creadores.
Directa: leal, sincera y entusiasta. Trasmite afectividad y a veces valores morales.
En blanco: ojos rodeados de esclerótica blanca indican fatiga, enfermedad, si están hundidos fatiga pulmonar.
Extasiada: el iris hacia arriba, es la mirada de los devotos al orar o de los yoguis en trance, indican una desconexión total con el mundo.
Fija: si es pasajera denota sorpresa, maravilla o susto. Si es permanente señala ideas fijas u obsesión. Muchos alienados , delicuentes y criminales tienen una mirada fija permanente.
Firme: expresión de voluntad y decisión. Viva, elocuente y exprsiva como la de los marinos y los habitantes del desierto acostumbradas a mirar a gran distancia, teñidas de melancolía y bondad.
Interiorizada: habitual en intelectuales, aire ausente, flotante, poco móvil, pero abierta y receptiva.
Mórbida: febril, oscura, pasional y tumultuosa. Cargada de luchas, sufrimientos y tortura psíquica, propia de dogradictos y alcohólicos.
Tiránica: fría y despiadada, imperturbable.
Tónica: gran agudeza visual, concreta, rápida, pragmática. En personas aventureras, dinámicas, alegres y sensuales.
Turbadora:  pesadez, lentitud e indiferencia. Enigmática, lasciva y seductora.

Cómo es tu mirada ?



Estudio y redacción =@saiku


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada