PODER y LIBERTAD.



Ninguna persona inteligente está interesada en dominar a otros.
Su primer interés es conocerse a sí mismo; así que la inteligencia de calidad superior sedirige hacia el misticismo, y la más mediocre, al poder.
Ese poder puede ser mundano, político, lucrativo...
Puede ser de dominio espiritual sobre millones de personas, pero la urgencia fundamental es dominar a más y más gente.
Esta urgencia surge porque no te conoces a ti mismo y no quieres admitirlo.
Tienes tal temor de darte cuenta de la ignorancia que prevalece en el propio centro de tu ser, que escapas de esta oscuridad por estos medios: amor al dinero, amor al poder, amor a la respetabilidad, el honor...
Y el hombre que tiene oscuridad dentro de sí, puede hacer cualquier cosa destructiva.
La creatividad se hace imposible a tal persona, pues la creatividad es el resultado de que seas consciente, de que estés un poco alerta, de que tengas luz, amor.
La creatividad no está interesada para nada en dominar a nadie; ¿para qué? El otro es el otro.
Ni tú quieres dominarlo ni ser dominado por él.
La libertad es precisamente el sabor de estar un poco alerta.
La libertad es tu florecimiento, el despuntar de tu loto ante el sol del alba, y a menos que eso te suceda no hallarás contentamiento, plenitud, la paz que se siente cuando uno vuelve a casa.
Y cada uno lleva su hogar dentro de sí mismo.
No tienes que ir a ninguna parte, tienes que detenerte, para así poder permanecer donde estás.
Solamente sé que en ese intenso silencio del ser se esconden todos los misterios de la existencia.

OSHO

http://nodejardeleer.blogspot.com.ar/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada