CÓMO NOS AFECTA LLEVAR EL NOMBRE DE UN ANTEPASADO ?







Si te llamas igual que tu padre, madre, hermano fallecido o llevas el nombre de un antepasado, quizás estés cargando con el peso de su vida sin saberlo. Pero, ¿de que se trata todo esto?, para Alejandro Jodorowsky, chileno de origen judío y reconocido escritor además de psicoterapeuta, explica sobre la carga que lleva un nombre, tema inmerso en la teoría de las constelaciones familiares.
Para muchas familias poner el nombre de un familiar, del padre o abuelo es un honor y una tradición para muchas familias que actúan como clanes. En el inconsciente, por ejemplo, llevar el nombre del padre habla de la necesidad de integración al nuevo miembro a través de este acto, así como también una forma de recordar a quienes fueron o son importantes en nuestra vida. Pero para Jodorowsky, ponerle el nombre de un antepasado a un recién nacido, trae consigo una serie de cargas.
“Cuando bautizamos a un hijo debemos saber que junto con el nombre le pasamos una identidad. Evitemos por tanto los nombres de los antepasados, de antiguos novios o novias, de personajes históricos o novelescos. Los nombres que recibimos son como contratos inconscientes que limitan nuestra libertad y condicionan nuestra vida…”

¿Cuál es concretamente el efecto de repetir los nombres?

El psicoterapeuta indica el peligro de este acto, ya que los nombres actúan como fotocopias y al ser repetido se devalúa y pierde fuerza. Además de mencionar que en la repetición está el riesgo de ser un “árbol que da frutos o bien plantas venenosas”.
Para entender mejor su teoría hay que explicar que los nombres tienen una vibración o fuerza. Si ponemos el nombre de un hermano muerto a un bebé, estamos en realidad dejando en el recién nacido la carga de ser como aquel hermano. Además si el nombre que ponemos tiene una historia de depresión sumamos esa carga a la nueva persona.
Para Jodorowsky, la elección del nombre para el bebé es algo que debe llegar a ambos padres de manera intuitiva; no ser repetido, sino darle la oportunidad de comenzar algo nuevo. No obstante, también entrega pautas de cómo mejorar esta situación para quienes ya están con este problema y sienten que están repitiendo la misma historia. Si el nombre que tenemos trae consigo una carga demasiado fuerte lo ideal es atreverse a cambiarlo, o bien, usar el segundo nombre. De esa manera reducimos los riesgos de llevar con nosotros una carga o repetir la historia vivida por nuestros antepasados.


http://sincro-destino.com/




http://nodejardeleer.blogspot.com.ar/

9 comentarios:

  1. pero si el monbre es el 2do y la persona usa le primer nombre que pasa

    ResponderEliminar
  2. Somos herencia más historia.El arbol da frutos en forma automatica, el hombre actualiza o devalúa sus caracteres adquiridos. La intuición es parte de nuestra inteligencia.

    ResponderEliminar
  3. Yo tengo el nombre de mis dos abuelas ya fallecidas, a una de ellas llegue a conocerla, a la otra no. Deberia cambiarme ambos nombres? En mi caso, no me siento identificada con ninguno de mis nombres

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. http://saikualternativo.blogspot.com.ar/2016/02/la-importancia-de-la-abuela-materna.html

      Eliminar

  4. Y el mío? Porque salvé un joven que arrastraba el tren? Porque me salvó mi hermano de morir ahogado! Salvemos entre todos a esta humanidad que se autodestrúye!

    ResponderEliminar
  5. Es imposible encontrar un nombre que no haya pertenecido a alguien antes....!!!! deberíamos inventar los nombres de nuestros hijos, así estaríamos seguros de que nadie más se llama así...!!!

    ResponderEliminar
  6. así te cambien de nombre o te llamen por tu segundo nombre si traes una herencia transgeneracional tu árbol genealógico te dirá que tienen que reconocer a tu "antepasado" (ejem. si te llamas Jorge y averiguas que en tu árbol algún pariente difunto se llamaba George, Georgina, Georga, etc tu árbol genealógico te sugiere que averigües sobre un evento muy traumatico, vergonzoso para esa epoca y que es momento de reconocer a ese pariente y ese evento).
    a veces no solo es el nombre el que te une a tu antepasado, también puede ser por fecha de concepción, fecha de nacimiento, fecha de bautizo, fecha de defunción, fecha de eventos importantes en tu vida.

    ResponderEliminar
  7. Yo sé que no tiene que ver, pero ¿ que pasa cuando naces justo en el mismo momento que un pariente fallece? Estuvieron a punto de ponerme su nombre pero mi mamá se negó.

    ResponderEliminar