Presta atención a tus sueños





Los sueños son ventanas a mundos más allá de lo ordinario. Algunas personas tienen sueños que les dan orientación acerca de los detalles más pequeños de su vida cotidiana junto con percepciones espirituales profundas. Otros experimentan  amor incondicional y transformador en sus sueños.


Sin embargo, la mayoría de la gente no presta mucha atención a sus sueños porque no los entienden. Muestran situaciones aparentemente aleatorias con rarezas que apenas podríamos pensar estar en ellas. La razón de porqué no se entienden los sueños, es porque vienen a nosotros en forma simbólica,  si interpretamos los sueños simbólicamente, nos damos cuenta de que no son tan confusos como parecen.

La verdad es que los sueños de cada noche nos pueden ayudar a resolver los problemas del día, nos dan orientación y ayudan a sanarnos en los niveles más profundos, más espirituales. A medida que  prestemos más atención a nuestros sueños, más nos revelarán  acerca de nuestra  psiquis, estado de ánimo, creencias, etc.

Además, los sueños nos informan sobre nuestro bienestar físico, mental, emocional y espiritual. 

Si tienes interés en trabajar con tus sueños, prepárate para encontrar algún tiempo extra en cada día para dedicar a tu vida onírica. Para esto es muy importante mantener la mente abierta y ser paciente consigo mismo.

Para comenzar a recordar los sueños, o simplemente para tener mejor memoria de ellos, hay algunas sugerencias que puedes encontrar útiles:


Deja sobre la mesita de luz lápiz y papel para escribir lo que recuerdas al despertar.

Al dormir manda a tu subconsciente el mensaje de que quieres recordarlos.

Cena liviano y por lo menos 3 horas antes de acostarte.



Cuando escribes el sueño, escríbelo en presente, no en pasado. Es muy útil al mostrar cómo te sientes realmente acerca de las cosas, y te ayudará a ver más claramente el sueño sí mismo.

Describe las sensaciones y las emociones que sentiste en el sueño. 

Escribe los detalles del sueño lo mejor que puedas, incluyendo colores, olores, sonidos o lo que sea viene a la mente. Pon todos los sentidos en la descripción. Incluye el paisaje en el que el sueño tiene lugar:  el desierto o el mar, una ciudad o un parque, el hogar de su infancia o una oficina.

Buena suerte!!!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario