ENEAGRAMA DE LAS PASIONES




Este test de eneagrama corto te permite aproximarte a tu eneatipo o número de eneagrama. Según el eneagrama todos los caracteres que hay en el mundo se podrían agrupar en nueve, de modo que cada uno de nosotros nos identificaríamos con uno de esos caracteres. El test de eneagrama corto que hay justo encima de este texto te orientará sobre cuál es ese carácter, representado por un número.

Test de eneagrama corto

Ese número representa nuestra manera de ser, se desarrolla a medida que vamos creciendo y no, no cambia con el tiempo. Siempre, desde que se forma nuestro carácter, desde el momento de nacer hasta los siete años más o menos, somos el mismo eneatipo (así se denomina a cada uno de estos números). Sí que podemos estar más o menos sanos, aunque lo que este test de eneagrama corto te descubrirá es tu número o eneatipo.
Lo bueno del eneagrama es que, una vez tu ubicas en uno de esos números gracias a este test de eneagrama corto o gracias a cualquier otro método, como la participación en un taller, obtienes respuesta a la pregunta relacionada con quién soy yo. Es como si obtuvieras luz sobre qué es aquello que guía tu vida, cuáles son tus limitaciones y cuáles son tus máximos potenciales.
El eneagrama es una poderosa herramienta de autoconocimiento. Hay varios autores que trabajan en el mundo en el eneagrama. Los más destacados son Riso y Hudson (autores de este test de eneagrama corto), Helen Palmer y Claudio Naranjo. Claudio Naranjo trabaja lo que él denomina el eneagrama de las pasiones, visión que es la que recogemos en los resultados del test.

El eneagrama de las pasiones

¿Por qué el eneagrama de las pasiones? Porque su teoría es que cada uno tenemos una pasión dominante y que para llegar a nuestra mejor versión (la virtud) primero es necesario darse cuenta de cuál es esa pasión que, de alguna manera, nos jode la vida, nos hace ir en piloto automático y nos aleja de nuestra esencia. De esto es de lo te darás cuenta con este test de eneagrama corto, aunque advertimos que para conocer el eneatipo es recomendable un trabajo de indagación y de auto observación.
¿Cuáles son los diferentes eneatipos? Te los contamos:

Eneatipo l. La ira.

Su pasión es la ira, aunque la reprimen porque los aleja de la perfección que desean alcanzar y la disfrazan de benevolencia. En su estado sano son justos, tolerantes y benévolos. Ejemplos de eneatipo 1 son Juana de Arco y Margaret Thatcher.

Eneatipo 2. El orgullo.

La pasión del dos es el orgullo porque usan la estrategia de dar, de ayudar para seducir y elevar su propia imagen. Necesitan ser el centro de atención y esconden una profunda necesidad de ser amados. Cuando están en su estado sano son tolerantes y benévolos. ¿Recuerdas esa canción de ‘Como yo te amo, nadie te amará’, de Rocío Jurado? Representa al eneatipo 2 en su máximo apogeo. La Madre Teresa de Calcuta era un dos, en un estado muy sano, y Elvis Presley.

Eneatipo 3. La vanidad.

Los vanidosos se suelen centrar en brillar en su trabajo. Buscan su ser a través del éxito. Son máscara pura y muy camaleónicos: saben qué imagen dar en cada lugar y para cada persona. Su gran tragedia es que no saben quiénes son en realidad porque son a través de la imagen que dan. Sanos se desprenden de esa máscara y de esa necesidad de reconocimiento. Tom Cruise y Oprah Winfrey son ejemplos.

Eneatipo 4. La envidia.

Su pasión es la envidia y tienen una sensación profunda de carencia. Se suele comparar con los otros y usan el sufrimiento propio para resaltar su importancia. Su salida es llegar a darse cuenta de que con lo que son y con lo que tienen, está bien. Michael Jackson y Frida Kahlo se ubicarían en este eneatipo.

Eneatipo 5. La avaricia.

Los avaros tienden a acumular conocimientos (de ahí la avaricia) y viven con distanciamiento emotivo. Son muy intelectuales y tienen una gran necesidad de independencia. Son personas que viven la mente más que en el cuerpo o en las emociones. Stephen Hawking y Tim Burton son ejemplos de 5.

Eneatipo 6. El miedo.

El miedo es su pasión dominante. Son personas que suelen dudar continuamente. Buscan la autoridad pero al mismo tiempo huyen de ella. Ahí un tipo de seis que no es consciente de ese miedo y se comporta de forma temeraria, pero en realidad lo hace para vencerlo y no verlo. En su estado más sano conectan con la valentía. Woody Allen y Adolf Hitler son 6.

Eneatipo 7. La gula.

Los gulosos suelen ser personas alegres, con multitud de planes de futuro para pasárselo bien y que huyen del sufrimiento. Para ellos la vida es un jardín del edén que merece ser disfrutado. Huyen de lo doloroso y de lo que pueda acarrear el más mínimo sufrimiento, lo que hace que sólo vivan la vida a medias. Peter Pan es un ejemplo de 7.

Eneatipo 8. La lujuria.

Los lujuriosos son buscadores de la intensidad a los que no les importa meterse en peleas con tal de no parecer débiles. Suelen dar miedo al resto de la gente, porque se tienen que hacer fuertes para lograr su gran objetivo: que no les dominen. Detrás de esa armadura ocultan una gran inocencia. Tony Soprano, el mafioso protagonista de ‘Los Soprano’ o Robin Hood son este eneatipo.

Eneatipo 9. La pereza.

Los perezosos suelen ser personas, aparentemente felices, pero con una gran dificultad para mirarse a sí mismos y saber qué es lo que desean. Se funden con su entorno y son grandes pacificadores. Winston Churchill o Nelson Mandela son 9.
http://nodejardeleer.blogspot.com.ar/

No hay comentarios:

Publicar un comentario