EN QUÉ FAMILIA NACISTE ?

Resultado de imagen para EN QUÉ FAMILIA NACISTE ? dibujos

La familia patriarcal  es el tipo predominante
en todas las culturas. Su esquema básico es una
polarización de roles en el manejo del poder.
Aquí es donde se cumple el dicho: “el hombre es de
la calle, y la mujer, de la casa”. Es la típica familia
patriarcal de las sociedades antiguas.
Él es un hombre impulsivo, de carácter fuerte, honesto,
responsable, trabajador, reacio a visitar al
médico, y que suele morir de una enfermedad fulminante.
Ella es una mujer pasiva, suave, flexible,
hogareña, ‘súper madre’, con frecuentes enfermedades, pero que generalmente vive más años que
su marido.
Las siguientes manifestaciones son frecuentes en
las familias patriarcales:
a) Violencia contra la mujer y los hijos;
b) El hombre con familias paralelas;
c) Preferencia por los hijos varones, y
d) Doble moral: cosas prohibidas a las mujeres y permitidas
a los hombres.
Las siguientes manifestaciones son frecuentes en
las familias patriarcales:
a) Violencia contra la mujer y los hijos;
b) El hombre con familias paralelas;
c) Preferencia por los hijos varones, y
d) Doble moral: cosas prohibidas a las mujeres y permitidas
a los hombres.

 La familia matriarcal , aunque menos frecuente,
existe también en todas las culturas. Su característica
central se define con el dicho: “él es una dama,
y ella es ley, batuta y constitución ”.
En ocasiones el esquema es de una franca inversión
de los roles tradicionales.
Él es pasivo, suave, y flexible, algunas veces dependiente
del alcohol u otro hábito perjudicial, y otras
veces un activista de causas cívicas o religiosas. Ella
es fuerte, hábil, controladora, principal productora
de su hogar, ‘salidora’, y algunas veces violenta e infiel.
Esta es la mujer que muere por enfermedades
fulminantes, y cuyo esposo la sobrevive.

En la familia en lucha por el poder tanto
el hombre como la mujer son impulsivos y fuertes.
El punto de atracción se observa generalmente en
el área de valores: se unen más por la coincidencia
de sus creencias que alrededor del afecto.
Los desacuerdos
son frecuentes y atañen a los aspectos más
insignificantes. Hay una tendencia incontrolable a
la mutua descalificación. El abuso verbal algunas
veces es seguido de abuso físico recíproco.
En nuestras observaciones, uno de los dos suele ser
más hogareño, mientras que su contraparte se muestra
más sociable. Se confirma en esto la regla de que
los diferentes se atraen.
Estas son familias que acumulan mucho estrés. Se
vive ‘en su interior una especie de guerra fría en la
que cada progenitor se apandilla con hijos leales
Lo sorprendente es la durabilidad de estos matrimonios.
A pesar de las frecuentes separaciones y
reconciliaciones, estas familias se mantienen juntas
más de lo esperado.

La familia apegada a los hijos  es lo contrario
de la competitiva: aquí la violencia es infrecuente,
y sus miembros muestran gran capacidad de dar
y ceder. Es típico que sus miembros sean personas
tiernas y permisivas. Es lo que generalmente se
muestra como una familia “bonita”.
Aunque suaves y pasivas ambas partes, hemos observado
que suele haber una parte más directiva que
la otra. Se cumple también en este caso la regla de
la complementariedad de los opuestos se atraen.
Su consigna es:“paz a cualquier precio”. No saben poner límites, ni permiten la independencia de los hijos adultos.
En nuestras observaciones, los progenitores suelen
concluir en un divorcio emocional: enganchados a
manera de compensación con hijos e hijas, pero sin
vida romántica de pareja. Esta es la mejor base para
triángulos edípicos típicos.



Ninguno de estos tipos familiares es necesariamente
disfuncional. Cada familia debe aprender a negociar
relaciones equilibradas en las que cada miembro
pueda desarrollar todo su potencial y en las que
los roles y los méritos se repartan equitativamente.
Cuando esto se hace, el resultado es el crecimiento
personal de cada miembro.
Estos tipos se modifican con los años. Es más fácil
observarlos al inicio de la familia, pues al final se
producen cambios que desdibujan las características
originales, sea hacia lo positivo, sea hacia lo negativo
Nos servirán de todos modos para los casos en que
resulte más fácil su descripción, que son la mayoría
de las familias. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario