PREDICCIONES PARA EL 2018 SEGÚN EL HORÓSCOPO CHINO.: JABALÍ




Años de nacimiento del Cerdo (Chancho, Jabalí):

1923, 1935, 1947, 1959, 1971, 1983, 1995, 2007, 2019


Predicciones 2018 para el chancho

Si sos chancho el horóscopo chino, Ludovica Squirru Dari te cuenta cómo te va a ir en el año del perro de tierra.
El año del perro será una montaña rusa. Los chanchos se enfrentarán a sentimientos que no habían experimentado antes. Hay posibilidades de establecer compromisos fuertes que deriven en matrimonios civiles, negocios y contratos, eso se debe a que este año es para preparar el terreno para el año 2019, el del chancho. Les sugerimos que se apronten por medio de una correcta administración de tiempos, temas legales y, sobre todo, que tengan mucha calma, ya que algunos meses estará muy bien y en otros su salud física y mental no será de gran ayuda. Pero habrá momentos de absoluta felicidad, que vendrán acompañados de relaciones nuevas y viejas que le harán la vida muy entretenida.

El chancho llegará al año del perro pidiendo una tregua al movilizador año del gallo, que lo condujo al umbral de una nueva vida.



Son demasiadas asignaturas pendientes que dejó sin cursar; su amigo el perro le dará la oportunidad de encontrar su lugar en el chiquero con más calma y contención.

La afinidad entre ambos es favorable para que sienta que está decidido a ser protagonista y no coprotagonista de su destino.

El i ching le aconseja mucha precaución ante el doble peligro de lo abismal: su corazón está encajonado en una hondonada como el agua entre dos montañas. El hábito de dejarse llevar por otros y el de postergarse terminarán durante esta etapa.



Sincerar sus deseos, sus sueños y anhelos más profundos es el desafío que lo transmutará en un jabalí de pura cepa.

El chancho debe salir de la zona de confort que lo limita y lo mantiene entre dos mundos: el apego o el desapego; la independencia o la simbiosis; el arte o el trabajo rutinario, que no es por eso menos creativo, pero tiene horario fijo.

Su corazón necesita aire, estímulo, reencuentro con sus raíces, su pasado, le hace falta recomponer el tejido que se deshilvanó o deshilachó en la pubertad y quedó a la intemperie.



Debe ordenar el sistema familiar y ocupar el sitio que le corresponde. Salir a cazar y a pescar nuevas formas de sobrevivencia.

El año del perro será un buen pasaporte para encontrar el centro, su lugar definitivo para echar raíces, visualizar el cambio del planeta a resguardo. Su salud debe estar atendida holísticamente.

Los cambios intempestivos de hábitat, los trabajos que lo saquen de su vocación serán contraproducentes para su evolución.

En la familia habrá demandas; hermanos, sobrinos, tíos más presencia y colaboración para poner en orden papeles y cuentas.

Si tiene un cambio de actitud en su conducta notará el aumento en cada sector de su vida.

Es un año de reflexión y acción (taichí), de medir los cambios con sensatez, le reclamarán y de no hacer nada de lo que pueda arrepentirse después.

Tiempo de reinventarse  con su talento, oficio, capacidad de trabajar en equipo, de proponer ideas a la comunidad, y de ser una persona con la que se puede contar. Estará más sociable, alegre, comunicativo, predispuesto a estudiar algún instrumento musical y autoabastecerse.



 * Por Ludovica Squirru Dari

www.clarin.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario