SOL EN LEO

No hay texto alternativo automático disponible.




BIENVENIDO SOL AL SIGNO DE LEO 
"SERÉ YO MISMO PORQUE YO SOY EL UNO"

El propósito de la vida es el despliegue de consciencia. Como seres humanos nuestra tarea primordial es la realización de la auto-consciencia. Debemos aceptar y dominar cada energía universal o signo del zodiaco para alcanzar la unidad. A medida que nos enfrentamos a los desafíos y aceptamos las pruebas de cada signo, nos será más y más fácil relajarnos y ser nosotros mismos. Cuando comenzamos a descubrimos como un Ser con la capacidad de crear, nos experimentamos como un microcosmos de consciencia universal y creatividad. El objetivo de Leo es estabilizar una realización individual del Ser. A medida que vamos anclando la auto-consciencia, la creatividad inherente del individuo es liberada.

 SIMBOLOGÍA - EL LEÓN Y EL SOL
El león es la mascota Real de Leo. La constelación de Leo, el orgulloso rey de la jungla y del zodiaco, contiene algunas de las estrellas más brillantes del firmamento. Leo encarna al Sol y simboliza nuestro aspecto de ego consciente que nos percibe a nosotros mismos como entidades separadas.
Leo es nuestro ejemplo a seguir para el Ser. Leo es el Rey y lo sabe. Y todos los demás también lo saben. Leo es el rey porque actúa desde un corazón abierto, compasivo y neutral. Leo es rey porque encarna al Amor y a la Sabiduría.
El Sol es el gobernante o principal influencia planetaria en Leo. Entendiendo al Sol, logramos apreciar a Leo. El Sol es un millón de veces más grande que la Tierra. El Sol supone el 99.9% de toda la materia del sistema solar. Obviamente, el Sol eclipsa cualquier otra influencia celestial. El Sol venera las ambiciones, domina con su radiación y alimenta nuestro sentido del propósito. El Sol es el centro de nuestro Universo. Cuando encarnamos al Sol, cada uno nos convertimos en una estrella.
Leo es un extrovertido. Orgulloso, regio y confiado no hay nada que le encante más que ser él mismo y exhibirse en el escenario del mundo. Tiene una fuerte capacidad para amarse a sí mismo y también una cálida apreciación por otros. Cuando concentra su atención en ti, te sientes bañado en un aura cálido y radiante. No sólo se siente a gusto consigo mismo, también te hace sentirte a gusto contigo mismo.
El romance es su especialidad. Está idealmente equipado para ser un apasionado amante. Es sociable, encantador, juguetón, caballeroso y afable. El estrellato es su especialidad. Al León le encanta actuar y ser el jefe.
Como cada signo, Leo tiene sus puntos débiles y sus desafíos. Uno estos puntos débiles es su "inhabilidad para evaluar acertadamente la integridad de otros". La necesidad de ser aceptado de Leo le predispone a ser un mal evaluador de caracteres.
El León también puede ser tercamente defensivo e incapaz de perdonar a otros. "Leo está sometido al complejo de divinidad: dificultad para admitir las propias limitaciones, tolerar derrota, admitir injusticias, o retirarse de una discusión. Leo se toma muy en serio a sí mismo y aborrece la humillación o crítica de cualquier clase."
 Tres motivaciones alimentan el comportamiento de Leo:
1. La necesidad de auto-estima le llevan a buscar aprobación, validación y atención.
2. La necesidad de auto-expresión alimenta su juego y esfuerzos creativos.
3. La necesidad de ser amado le hace vivo ejemplo de la idea de que cada comunicación es una expresión de compartir o recibir amor.
Leo siempre intenta decirnos "Te quiero" y rogándonos que le amemos. Todas sus necesidades se ven satisfechas en el proceso de apertura de su corazón. Esencialmente Leo aspira a amarse a sí mismo y a un corazón puro e inocente donde la voluntad propia y la Voluntad Divina son uno solo.

 LEO, DE CORAZÓN ALEGRE
El Gran Gato desafía nuestra condena cultural de la auto-adoración. Leo nos da carta blanca para ser juguetones y disfrutar de la vida. Leo es joven de espíritu y disfruta el hecho de estar vivo. Leo nos recuerda que la vida es demasiado corta para ser malgastada sin ser reconocidos. Leo nos enseña cómo hacernos notar. El Leo poco evolucionado consigue reconocimiento de formas muy irritantes. El Leo refinado nos demuestra que expresando nuestros propios talentos y compartiéndolos sin pudor con el mundo es la forma más auténtica de entretenernos a nosotros mismos y recibir un merecido reconocimiento de los demás.
El León es un confiado artista sin complejos. Nunca piensa que su muestra de espontaneidad es arrogante o engreído. Simplemente está compartiendo su atesorada juguetonería en el escenario del mundo.
. . .
El obsequio y desafío del Leo en todos nosotros es convertirnos en alguien tan individualmente concentrado que nuestro corazón se abra totalmente al amor incondicional dentro de nuestro propio ser.
Dibujo realizado por mi con lapices de colores y pastel
María Vidales-Facebook

1 comentario: