El frasco de la gratitud y la felicidad.


DE TODO UN POCO: El frasco de la gratitud y la felicidad.


Es ideal para hacer tanto individualmente como en familia. Eliges o eligen un frasco grande de cristal. Será el frasco de la gratitud y felicidad. Puedes escribirlo con rotulador y colocarlo en un lugar visible de la casa.
Cada día, tendrás que escribir lo mejor que te pasó durante ese día y apuntarlo en un papel. Pueden ser cosas sencillas. Una palabra amable, una sonrisa o un examen que salió mejor de lo esperado, un momento compartido con alguien, etc... Me siento tan feliz y agradecida hoy que… Al escribirlo, se grabará en el cerebro aunque no nos demos cuenta. Se dobla el papel y se introduce en el frasco.
Cuando el frasco ya esté lleno, se sacan los papeles y se leen todos los agradecimientos de cada dia.
Aprenderás a reflexionar sobre las cosas buenas que te ocurren a lo largo del día. A focalizar en lo positivo por lo que agradecer y apreciar esos pequeños detalles que a menudo pasan desapercibidos. Cada vez escribes algo agradable que te pasó, lo recordarás. El cerebro recuerda antes las cosas negativas porque la angustia hace que le demos vueltas una y otra vez. Las cosas positivas pasan desapercibidas. Sin embargo, al escribirlas y al volverlas a leer poco después, quedarán fijadas en el recuerdo.
Aprenderás a diferenciar los problemas pequeños de los realmente importantes.
Aprenderás a ser agradecido y verás como al agradecer y centrarte en esto todos los días atraerás mas por lo que agradecer porque en aquello que ponemos atención es lo que crece y se multiplica. Seguramente descubrirás todas las bendiciones que tienes en tu vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario