Los sutras: las enseñanzas del budismo



Tal y como afirma el budismo, el camino que nos lleva a «reconectar con nuestro espíritu», consiste en tres etapas: escuchar o leer, reflexionar sobre lo leído y ponerlo en práctica. De ello se deduce que la filosofía budista es algo que tiene que ser útil. Si no funciona, se abandona; en cambio, si resulta beneficioso, merece la pena cultivarlo.
 Los sutras no son frases para recordar sino enseñanzas que en su conjunto constituyen toda la doctrina budista y que podemos adaptar a nuestro comportamiento diario.

Sutra 1: Él observa; tiene claridad
“El necio duerme como si ya estuviera muerto, pero el maestro está despierto y vive para siempre. Él observa. Tiene claridad.”
Todo está dentro de nuestro corazón pero necesitamos aprender a observar. Al hacerlo nuestra mente se esclarece y nos volvemos más delicados y concentrados. Sé sabio y observa; no hables, solo observa y aprende.

Sutra 2: Solo el amor disipa el odio
“En este mundo el odio nunca ha disipado al odio. Solo el amor disipa al odio. Esta es la ley, ancestral e inagotable.”
La luz disipa la oscuridad, y la oscuridad es el odio ¿Cómo ganar la luz? Relajando y dejando tu mente en blanco. Deslígate de los resultados que te generan odio y sentimientos negativos. Gana el silencio, así entrará la luz en ti y el odio te será indiferente.

Sutra 3: ¿Cómo puedes pelearte?
“Tú también pasarás a mejor vida. ¿Cómo puedes pelearte?”
La vida es corta, pelear es gastarla inútilmente. Mejor usa tu tiempo y tu energía en ganar la felicidad, pues no se pelea por la carne cuando se tiene el corazón enaltecido. Polvo somos y en polvo nos convertiremos, ¿qué sentido tiene entonces pelear?, ¿qué ganamos con desperdiciar nuestras energías?

Sutra 4: Más allá de juicios
“Una mente más allá de los juicios observa y comprende.”
No entres en consideraciones de qué está bien y qué está mal, porque si lo analizas estarás dividido. Elije una actitud de atención consciente, simplemente observa ambas opciones pero no elijas.

Sutra 5: Vivir arduamente
“Es dulce vivir arduamente y ser dueño de ti mismo.”
¿Subirías al Everest en helicóptero? Es probable que sea más fácil pero no será más placentero. Este es uno de los sutras que nos recuerda quelo verdaderamente enriquecedor es en lo que ponemos nuestro corazón y empeño. La vida hay que vivirla, no mirarla. Eso solo se hace si vives tu propia vida y no la de los demás.

Sutra 6: Superación
“Con amabilidad supera la ira. Con generosidad supera la mezquindad. Con la verdad supera la decepción.”
Transforma lo negativo en positivo. El mundo te prepara para lo negativo y te empuja por los caminos de larepresión. Una persona inteligente no le sirve a la sociedad, ya que lo que necesita son personas obedientes, no inteligentes. Vive tu vida inteligentemente.

Sutra 7: Despierto para siempre
“Todo surge y desaparece. Pero quien despierta, lo hace para siempre.”
Tienes dos maneras de vivir: cayendo o creciendo. Caer es fácil porque te ayuda la gravedad, la sociedad y la multitud. Para caer basta con dejarse llevar y ser obediente.
Pero crecer es difícil. Para crecer hay que desobedecer, hay que vencer el ego, vencerse a uno mismo y evolucionar. Todos somos capaces de alcanzar la consciencia pero pocos la buscan y encuentran. Si emprendes el camino y logras conocerte y vivir tu propia vida, vivirás para siempre.

Sutra 8: Palabras
“Controla tus palabras.”
La mente está llena de palabras, muchas veces innecesarias.Acostúmbrate a pensar lo necesario y a hablar lo mínimo. Sé concreto y telegráfico. Valora antes que lo que vas a decir tenga sentido. Recuerda siempre que las palabras tienen poder y que ese poder puede volverse en tu contra.

Sutra 9: Pensamientos

“Controla tus pensamientos.”
Los pensamientos están en tu mente, son un caos y es importante desanudarlos. Van y vienen sin ningún sentido. Inventas cosas o las interpretas y tus pensamientos vuelan solos. Tus pensamientos son tus verdugos, piensa solamente cuando quieras hacerlo. Aprende a conectarte y a desconectarte.
Ha habido miles de budas en la historia, personas que despertaron y nos mostraron el mapa que ellos recorrieron para alcanzar el camino de la gratitud y la sabiduría. Por eso, si nos guiamos por estos preceptos, todos podemos alcanzar la plenitud. Basta con anular nuestro ego, dejar de ser obedientes y vivir nuestra propia vida caminando.


No hay comentarios:

Publicar un comentario